Público
Público

Felipe González tilda el ataque israelí de "golpe mortal" para la paz

El ex presidente del Gobierno puntualiza que el suceso bloquea una salida pacífica del conflicto en Oriente Medio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ex presidente del Gobierno Felipe González ha afirmado que el ataque del Ejército israelí contra la flotilla de ayuda humanitaria a Gaza supone 'un golpe mortal' para la paz en Oriente Próximo.

Así se ha pronunciado González, en declaraciones a los periodistas, tras intervenir en la presentación de la novela de Alfonso S. Palomares, Los laberintos del Espejo.

Un acto en el que el político también ha subrayado que el ataque israelí constituye un 'terrible golpe a la expectativa de una salida pacífica' para 'un conflicto permanente que está en el epicentro de todos los conflictos'.

Por último, el ex jefe del Ejecutivo ha destacado asimismo el 'escollo tremendo' que esta acción israelí supone para la política de Barack Obama, presidente de EEUU.

El ex presidente del Gobierno Felipe González no cree que vaya a haber un adelanto de las elecciones generales y ve necesaria una reforma laboral, si bien sería 'más razonable' que se alcanzara por la vía del acuerdo.

Además, el ex jefe del Ejecutivo ha advertido de que 'hay que hacer una reforma laboral porque le parece razonable que avancen' en este sentido, aunque ha precisado a continuación que le parece 'más razonable aún que lleguen a un acuerdo'.

No hay nada más cambiante que la opinión pública y, sin embargo, los políticos se someten a ella, algunos de ellos porque creen que es lo más democrático, ha apuntado el ex líder del PSOE, antes de señalar que, cuando a él le recordaban el dicho 'Rectificar es de sabios', él respondía 'Y de necios es tener que hacerlo a diario'.

En coincidencia con las encuestas sobre intención de voto que publican estos días medios españoles -aunque sólo ha citado expresamente a las realizadas para los comicios presidenciales colombianos-, González critica a los medios que encargan encuestas para que sus resultados agraden a quienes las pagan y, mediante una 'distorsión de la verdad', influyan en los votantes.