Público
Público

Fernández Vara denuncia un pacto IU-PP "a sangre y fuego"

Afirma que el "acuerdo" es "legítimo", pero no debe ser "de tapadillo"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El PSOE extremeño asegura guiarse únicamente por los 'hechos consumados'. Y estos dicen que entre Izquierda Unida y PP existe una 'clarísima concordancia de intereses' y un pacto 'a sangre y fuego'. Las palabras, de ayer viernes, son del presidente en funciones de la Junta, Guillermo Fernández Vara, y casan con la rabia nada contenida desatada en la casa socialista desde este lunes, un día después de conocer que la federación cerraba la posibilidad de una reválida en el Gobierno cuatro años más.

Vara insistió en que la decisión de IU no es una 'mera abstención' que dará las llaves de la Junta a José Antonio Monago, sino un 'acuerdo para gobernar Extremadura y la Asamblea regional' con el PP. Una entente que, a su juicio, es 'legítima', pero que tiene que ser 'evidente y no de tapadillo', informa Efe.

Entre los 'hechos consumados', el PSOE sitúa la resolución del Consejo Político Regional de IU del domingo y, dos días después, la constitución de la Mesa de la Cámara. Aunque la federación ofreció a los socialistas la Presidencia del Parlamento, estos la rechazaron. El acuerdo trilateral entró en vía muerta. El conservador Fernando Manzano se hizo entonces con la jefatura de la Asamblea, tras ser investido en segunda vuelta con los únicos apoyos de su grupo. Consuelo Rodríguez Píriz, también del PP, logró la Vicepresidencia primera.

El PSOE reitera que la federación logró la Secretaría primera de la Mesa gracias al PP

IU, que en todo momento se votó a sí misma, accedió a la Secretaría primera de la Cámara gracias al respaldo de los 32 escaños del PP. El PSOE, que se quedó con la Secretaría segunda (además de la segunda Vicepresidencia), entendió que le correspondía el puesto de la Mesa que obtuvo IU al ser la segunda fuerza con más diputados (30).

Los socialistas se hicieron eco de una sospecha 'que corre en la sociedad extremeña' y que apunta a una presunta complicidad del diputado de IU Alejandro Nogales con el PP: 'Rompió la línea de silencio y dijo que apostaba por la abstención [en la investidura de Monago] cuando las bases seguían votando. Y ahora es secretario primero de la Mesa por el respaldo del PP. Todo es muy extraño, pero IU sabrá y deberá explicarlo a los ciudadanos', señaló a Público María Ascensión Murillo, portavoz del PSOE regional.

Las declaraciones ayer de Pedro Escobar, coordinador regional de IU, no pillaron por sorpresa al PSOE. El supuesto de que la federación votara en contra de la investidura de Monago, como quiere Cayo Lara y su dirección federal, 'no se va a dar', afirmó el presidente saliente, porque IU 'ha manifestado públicamente' su decisión.

Vara concluyó que los socialistas no apoyarán a los conservadores, visto que 'en ningún caso' la coalición rechazará al candidato del PP.

Critica la 'reedición de la 'pinza'', que llevará a IU a su 'desaparición'

De la boca del PSOE regional ya sale, por tanto, la palabra pinza. 'El pacto estaba más que sellado. Sólo tenían que vestir el muñeco', recriminó Murillo. La dirigente calificó de 'paripé' el proceso que desembocó en un apoyo implícito a Monago, desde el momento en el que el Consejo Político Regional de IU organizó, a partir del 29 de mayo, una consulta no vinculante entre sus 2.000 militantes y simpatizantes.

'Manifestamos desde el principio un respeto a IU, porque creíamos que era una dinámica cierta y sincera. Pero luego hemos visto que era una pantomima, como lo de los 12 mandamientos', lamentó la portavoz, mentando la propuesta de giro de las políticas 'a la izquierda' que Escobar trasladó a Vara y Monago el 17 de junio, dos días antes del Consejo Regional. El presidente en funciones, al día siguiente, asumió ocho líneas rojas y admitió las otras cuatro 'con matices'. El aspirante conservador confesó también su 'sintonía' con el texto. 'El PP dice lo que quiere oír la gente y nunca lo hace. Cae en la incoherencia, en un oportunismo tremendo, en el populismo', declaró la portavoz.

La dirección de Lara ya vio mal que no se pusiera por delante el 'programa'

Lara y el resto de su dirección ya juzgó el lunes que había sido un error no haber puesto 'el programa' en la negociación desde el primer minuto. El propio Escobar reconoció que los 12 puntos 'debieron circular antes'. 'El resultado habría sido el mismo –razonaba a Público el diputado Víctor Casco– porque lo que estaba encima de la mesa era la confianza en el PSOE, si había o no base real para fiarse de él. Después de 28 años, ha tejido una red clientelar y de abuso de poder que pesa muchísimo en la gente'. Para Madrid, Extremadura se instaló en la 'prepolítica', al debatir Vara sí o Vara no, cuando su investidura no tenía que haber sido puesta en cuestión. No obstante, toda IU reclama al PSOE 'autocrítica' por sus malos resultados.

'Cayo hizo un planteamiento razonable –alegó Murillo–, aunque dijo que PSOE y PP son lo mismo, cuando no es así. Escobar deberá aguantar su vela y asumir las consecuencias de reeditar su pinza de 1995. Lo que está claro es que IU Extremadura ha dado el primer paso para su desaparición. Votar IU es votar a la derecha'.