Público
Público

La fianza de Díaz Ferrán, la más alta impuesta por la Audiencia durante dos horas

El depósito de 30 millones de euros iguala al impuesto a Javier de la Rosa y duplica el de Francisco Correa por la trama 'Gürtel'

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La fianza de 30 millones de euros que el juez de la Audiencia Nacional, Eloy Velasco, ha impuesto al expresidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, se coloca como la segunda más elevada en toda la historia de este tribunal y en España a título personal, igualada por la exigida a Javier de la Rosa en 1999 por el caso Torras.

La cuantía de la fianza a Díaz Ferran fue durante dos horas la más alta de la historia, pero en ese plazo fue superada por la de 50 millones de euros impuesta por el mismo juez Velasco a otro de los imputados en la Operación Crucero, Angel de Cabo, acusado de ocultar el patrimonio de Díaz Ferrán para que no pagase a los acreedores de Marsans.

En el ranking español de depósitos millonarios, la impuesta en 1999 a De la Rosa equivaldría ahora a 43,8 millones, contando con la subida del IPC, aunque el exfinanciero catalán sólo depositó 3 millones tras una rebaja más que cuantiosa que acordó más tarde el juez de su causa.

Otra fianza astronómica fue la que correspondió al líder del caso Gürtel, Francisco Correa, a quien el juez Antonio Pedreira, del Tribunal Superior de Justicia de Madrid,  impuso 15 millones de euros a cambio de eludir la cárcel.

Le seguiría el exbanquero Mario Conde, que depositó 12 millones de euros para conseguir su libertad provisional en 1995 por el caso Banesto. Justo la mitad fue lo que la Audiencia Nacional estipuló para Monzer al Kassar, traficante de armas sirio implicado en el secuestro de un buque italiano. Al Kassar quedó en libertad en 1994.

Otro caso de fianza millonaria es la que la Fiscalía Anticorrupción impuso a Iñaki Urdangarin por el caso Nóos, 8 millones de euros, aunque no es comparable porque en ese caso no es una fianza para eludir la cárcel sino de responsabilidad civil, para asegurar una eventual condena para indemnizar a los perjudicados.

Tres millones de euros es la fianza más común para los delincuentes de cuello blanco más famosos del país. Esta es la cantidad que tuvo que depositar Juan Antonio Roca por el caso de las denuncias falsas del Ayuntamiento de Marbella, conocido como caso Saqueo.

La misma fianza fue decretada a Jaume Matas, acusado en el caso Palma Arena. También los pagó el responsable de Gescartera, Antonio Camacho. Aunque es la misma cantidad dictada para el capitán del Prestige, Apostolos Mangouras, acusado de atentado contra el medio ambiente.