Público
Público

Filibusterismo y crecimiento cero

La política de comunicación del Gobierno necesita de un guión

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Al poner el énfasis en la necesidad de comunicar mejor como uno de los fundamentos del cambio de Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero ha dejado en el aire el problema del contenido: ¿Qué es lo que se debe comunicar mejor? En otros términos, ¿estamos ante el mismo perro con distinto collar? ¿O se trata de vender la nueva política económica y social con más y mejor habilidad?

No han tenido que pasar dos semanas para atisbar que la gran asignatura pendiente es el contenido, a saber, la acción de gobierno y que en materia de comunicación quizá hasta pueda sobrar el talento.

La pregunta es: ¿Estamos ante el mismo perro con distinto collar?

La exhortación a que florezcan los portavoces hecha inicialmente por el vicepresidente primero, Alfredo PérezRubalcaba, ha sido seguida por una llamada al orden, a la vista del daño provocado por la oleada de declaraciones dirigidas a vender el mensaje de que 'estamos a punto de acabar con ETA'. En cambio, durante la última semana, llena de datos macroeconómicos, el protagonismo ha sido para lo que podría llamarse el neolenguaje, el idioma inventado por el escritor británico George Orwell en su novela 1984.

Todo comenzó el martes 2, cuando el director de la Oficina Económica del Presidente del Gobierno, Javier Vallés, participó en un desayuno con periodistas económicos, en el que anticipó que la tasa de crecimiento del Producto Interior Bruto del tercer trimestre se mantuvo en positivo en relación con el segundo trimestre de 2010. Ello a pesar de la recaída de la demanda interna provocada por la reducción del consumo privado (final de las ayudas al automóvil o disminución de los salarios de los empleados públicos), explicó.

La gran asignatura pendiente del Ejecutivo esel contenido

La ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, preguntada algo más tarde por las afirmaciones de Vallés, aprovechó, como quien no quiere la cosa, para corregir el tiro: 'Lo mismo que he dicho, que no esperamos ningún trimestre negativo', apuntó. Una cosa es esperar un crecimiento intertrimestral positivo y otra no esperar un trimestre ne-gativo.

Pero la ministra sabía de qué estaba hablando. Y Zapatero también, cuando en el Senado, ese mismo martes, aclaró: 'La economía no ha retrocedido en el tercer trimestre del año'. Es decir, el crecimiento había sido cero. Y fue algo más allá: 'Y posiblemente registre una tasa interanual positiva por primera vez en los últimos siete trimestres'.

En efecto, el Banco de España informó el viernes 5 de que la economía española ha registrado una 'variación nula' en el tercer trimestre, crecimiento cero, y que había registrado un aumento interanual del 0,2%. Este informe deberá ser hecho oficial por el Instituto Nacional de Estadística (INE) cuando avance los datos del PIB el próximo jueves, día 11, y la Contabilidad Nacional Trimestral los confirme el 17 de noviembre.

El filibusterismo, que resulta útil en el Congreso, no sirve en las elecciones

Por supuesto que tanto empeño en destacar las décimas arriba o abajo es un ejercicio inútil. Baste un ejemplo: el Banco de España sigue sosteniendo que la recesión de la economía española ha registrado seis trimestres de crecimiento negativo. Pues son siete: segundo trimestre del 2008/primer trimestre 2010. Porque he aquí que el INE revisó en agosto de 2009 la serie del PIB en 2008 y aclaró que en el segundo trimestre de 2008 la economía española había sufrido una caída de 0,02 (dos centésimas) en lugar de un aumento del 0,1% .

Si bien el Banco de España se ha limitado a sostener la 'variación nula' en el tercer trimestre es posible que el INE arroje más luz sobre los decimales, quizá dejando en buen lugar a Vallés. O no. Y ya se encargará la revisión de agosto de 2011 de aclararlo.

Pero toda esta secuencia pone el foco en el hecho de que el Gobierno necesita un guión. Y estos días ha revelado que, con algunos tropiezos, domina el arte del filibusterismo. Pero este, que puede ser útil en el Congreso y el Senado, no sirve para las elecciones. Y estamos a 20 días de las autonómicas de Catalunya y a cinco meses de las restantes municipales y autonómicas en el resto del país.

DISPLAY CONNECTORS, SL.