Público
Público

Filipe Diez: "Proclamarse de izquierdas, por sí solo, es algo banal"

El exmilitante del BNG e impulsor de la iniciativa ciudadana BenComún, surgida tras la irrupción del movimiento 15-M, anuncia un nuevo partido progresista en Galicia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Al rebufo del movimiento 15-M, impulsó la iniciativa ciudadana Ben Común y, ahora, tras haber dejado pasar un tiempo prudencial desde las pasadas elecciones municipales, anuncia la inminente creación de un nuevo partido político en Galicia.

Una formación galleguista y de izquierdas, aunque abierta a un espectro de potenciales simpatizantes que podrían haber votado 'desde a la franquicia gallega del PSOE hasta al nacionalismo extraparlamentario', atomizado y con escasa presencia en las urnas.

Filipe Diez (A Coruña, 1971) es un profesor de instituto que aventó sus discrepancias con el Bloque, en el que militó hasta comienzos de año, desde el blog Renovar BNG.

Crítico con la línea oficial de la formación frentista y con su fuerzaa hegemónica, la UPG, simpatizó con la corriente Máis Galiza —liderada por el diputado autonómico Carlos Aymerich y heredera de los postulados del exvicepresidente de la Xunta Anxo Quintana—, de la que fue candidato en las primarias del BNG en A Coruña. No ofrece nombres —siglas o apoyos— ni pruebas de fuego a corto plazo, pero descarta concurrir a los comicios generales de 2012.

La letra pequeña y los detalles, en otoño, estación prevista para la puesta de largo de un proyecto que aspira a encontrar adhesiones en el caladero de los descontentos, tanto de los partidos tradicionales como del propio sistema político.

¿Cuándo surgió la idea de formar un partido?

Es un proceso que viene de atrás y que se inicia de manera formal a finales de 2010. En este momento, pasada la convocatoria electoral de mayo, estamos reactivando el proceso. Nos encontramos en una fase intermedia, de maduración, no cristalizada.

¿Sus propuestas?

Un grupo de personas estamos trabajando en las ideas fuerza, tanto en el ámbito programático como en el de la estructura organizativa e inserción en la sociedad. Uno de los puntos esenciales es el de la regeneración democrática. El nuestro es un discurso regenerador del sistema político y claramente progresista, de izquierdas, pero actualizado.

¿Qué entiende por izquierda actualizada?

No entendemos la izquierda como una proclamación idelógica, sino como unos principios y valores irrenunciables que deben orientar la acción política. Proclamarse de izquierdas, por sí solo, es algo banal. Éste, además de político, es un proyecto profundamente cívico y ético, que reside en la ciudadanía y sensible a la sustentabilidad, la movilidad y los derechos laborales y sociales.

Usted alude a la regeneración política, como si recogiese las proclamas del movimiento ciudadano nacido el pasado 15 de mayo.

Hay que dar transparencia a la vida política y abrir las puertas y los cofres de las instituciones. Será un partido de vidrio, transparente, con paredes de cristal. Los gobernantes no pueden ocultarle información a la ciudadanía. Aunque venimos de antes, somos hijos del 15-M, que con todas sus contradicciones es un movimiento esencialmente democrático y realmente saludable para la sociedad.

¿Quién está detrás? ¿Qué respaldos tiene?

No te puedo responder. Hay personas que no quieren dar todavía su nombre.

¿En qué se diferencian de los ya existentes?

A nivel de estructura, vamos a intentar innovar. No le exigimos a la gente que participa en el proceso de definición del partido que sea militante o que tenga cualquier tipo de compromiso orgánico. Hay personas que colaboran y no sabemos si van a tener carné, pero tampoco nos preocupa.

¿A quiénes están abiertos? ¿Todos los ciudadanos tienen cabida en el proyecto?

Queremos que el talento de muchos gallegos tenga en nosotros un interlocutor. Invitamos a colectivos y ciudadanos a que participen en nuestros encuentros para conocer las propuestas iniciales. El diseño final será el fiel reflejo del deseo de la gente que se sienta implicada.

¿Y a qué electores se dirigen?

A sectores sociales amplios que en este momento se sienten huérfanos de referentes políticos. Nuestro propósito es darles un nuevo proyecto con el que puedan identificarse y participar. No vemos la militancia en el sentido tradicional, como hace treinta años, que es el que sigue imperando en las fuerzas políticas mayoritarias.

En cuanto al BNG...

Nuestra propuesta no está dirigida al votante de una fuerza política determinada. Hay carencias en todas: en el Bloque, en el PSdeG y en otras minoritarias. Nuestra propuesta no es para eliminar a otras: nosotros sumamos. Pero hay una parte de la sociedad que no se siente identificada con ellas. En algunos momentos, cumplieron esa función, pero es innegable que hace tiempo que no existe esa conexión entra las fuerzas políticas y la sociedad.

¿En qué se basa para asegurarlo?

En Galicia ha habido en los últimos años dos momentos de efervescencia social muy importantes: Nunca Máis con el Prestige y ahora el 15-M. Está claro que hay similitudes entre ambos, pero el segundo muestra la desconexión absoluta de las fuerzas políticas que se declaran de izquierda con respecto a las demandas de su propia base social.

¿Por qué no aprovecharon las elecciones municipales para estrenarse?

No salimos antes del 22-M porque no pretendemos hacer política a corto plazo. Tampoco se crea con el objetivo de concurrir a una convocatoria electoral determinada, sino con una voluntad expresa de permanecer y contribuir, con otros agentes cívicos, a implantar un nuevo modo de hacer política y a realizar una conexión con la sociedad desde postulados de izquierda. Supone un intento de transformación del statu quo.

¿Se presentarán a las generales del año que viene?

No está decidido, pero teniendo en cuenta que no somos un partido cortoplacista, es muy probable que no, ya que para entonces no tendríamos la madurez necesaria.

¿Tocará con las gallegas, pues?

En 2013, con el proceso de maduración más avanzado, sí estaríamos en condiciones de concurrir a las elecciones.

- Tal vez te interese El 15-M y la izquierda de cristal, en el blog Solución Salina.