Público
Público

Filipinas asegura que todos los tripulantes del 'Mattheos I' están sanos y salvos

El barco, con cinco españoles a bordo, fue asaltado por piratas frente a las costas de Togo. Las autoridades confían en que sólo se trate de un robo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Llegan noticias tranquilizadoras con respecto al quimiquero secuestrado el miércoles frente a las costas de Togo con cinco españoles a bordo.

El Gobierno de Filipinas ha emitido un comunicado en el que asegura que los 23 tripulantes del Mattheos I están sanos y salvos, incluidos los españoles.

El Departamento de Asuntos Exteriores señaló en un informe que la tripulación está a salvo y que los familiares de los 14 tripulantes del país asiático ya han sido avisados.

El secretario de Asuntos Exteriores, Albert del Rosario, ha ordenado a la Embajada filipina en Nigeria que dialogue con las autoridades de ese país para garantizar que todos los tripulantes sean rescatados con vida.

Sin embargo, el Ministerio de Asuntos Exteriores no tiene constancia de que los cinco españoles estén bien y recalca que, de momento, no hay ninguna novedad respecto a su situación. Tampoco tiene noticias del Mattheos I su armador Consultores de Navegación. Su portavoz, Sheena Campbell, ha declarado que 'la situación sigue igual, sin novedades y que hasta el momento no se ha entablado ningún contacto con el barco, ni con la tripulación'.

Aunque no hay contactos, 'creemos que la tripulación se encuentra bien', ha afirmado Campbell, quien se ha mostrado sorprendida por el comunicado del Gobierno de Filipinas.

Tras señalar que 'hay que esperar', la portavoz de la naviera ha dicho que su empresa hace 'todo lo que puede y trabaja para que la tripulación sea liberada sana y salva', en colaboración con distintas autoridades de varios países, entre ellas con las delegaciones diplomáticas españolas en Togo y Ghana.

 

El Mattheos I, de bandera chipriota y propiedad de la empresa española Consultores de Navegación, fue abordado en la madrugada del miércoles, a 50 millas de la costa togolesa, cuando trasvasaba gasóleo a un barco noruego.

La naviera, Sheena Campbell, insistió este jueves en recalcar que los últimos casos de asalto en el Golfo de Guinea han sido diferentes a los secuestros que se dan en las costas de Somalia, puesto que sus autores no reclaman rescate, sino que se limitan a robar la carga.

'Por la experiencia que tenemos, los casos han sido más de robo que de secuestro y a los barcos los han soltado en tres o cuatro días. No ha habido heridos ni han pedido rescate', insistió.

Según la compañía, si se confirma la hipótesis del robo, como ha sido habitual en esa zona, la vida de los marineros no corre peligro.

El Mattheos I, de 183 metros de eslora y con una capacidad de 46.000 toneladas métricas, zarpó de Rotterdam (Países Bajos) a comienzos de agosto con una carga de gasóleo rumbo al puerto de Lomé, la capital de Togo.

El buque llevaba la seguridad 'normal' de un barco de última generación se fabricó en 2004, pero no llevaba armamento, ya que la legislación chipriota no lo permite. 

Este tipo de actos vandálicos han aumentado notablemente en los últimos meses en el Golfo de Guinea, de ahí que países como Estados Unidos y Francia desplegaran fragatas el pasado mes para ahuyentar este tipo de ataques. Igualmente, Benin y Nigeria acordaron el pasado agosto hacer patrullas conjuntas en sus aguas para luchar contra la piratería.