Público
Público

El final de ETA entra en la precampaña

El Gobierno descarta que pueda producirse antes del 20-N

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Todos los partidos creen que está 'cerca' el día en que ETA anuncie el final de la violencia. El diagnóstico es común desde hace tiempo y, curiosamente, es casi el único compartido en público por todas las formaciones, pese a estar ya lanzadas hacia la campaña por las elecciones del 20-N.

Eso sí, este clima de precampaña está alimentando las especulaciones sobre cuándo será esa fecha e, incluso, sobre si ETA anunciará su renuncia a las armas antes de la cita con las urnas. Ayer, hubo una cascada de manifestaciones. El detonante esta vez fue lo dicho por el expresidente del PNV Xabier Arzalluz en una entrevista publicada el domingo por el Diario de Noticias de Gipuzkoa: 'Sé de muy buena fuente que el final de ETA llegará durante el Gobierno socialista, probablemente en días'.

El exlehendakari José Antonio Ardanza también cree en esa posibilidad. En declaraciones ayer a Los desayunos de TVE, basó su premonición sobre esta idea: 'En el fondo, lo que temen es que el PP en el Gobierno pueda tener una actitud mucho más beligerante o más radical frente a ellos'.

La izquierda abertzale no se marca fechas fijas. Un portavoz consultado insistió en que hay que dejar que ETA haga su debate sin presión y en que el proceso va por el buen camino, máxime tras la adhesión del EPPK, que agrupa a más de 700 presos, al Acuerdo de Gernika, la hoja de ruta de la izquierda abertzale para impulsar un proceso de paz dentro de su estrategia por las vías exclusivamente políticas.

El coordinador general de Aralar, Patxi Zabaleta, señalaba en una entrevista realizada el pasado miércoles y publicada ayer por este diario que 'el Gobierno ha perdido las posibilidades de impulsar la paz' antes del 20-N. Y, además, consideraba que ETA 'no va a decir que se autodisuelve' y que 'debe optar por la lucha por caminos políticos'. Preguntado ya ayer por el presagio de Arzalluz, Zabaleta dijo no esperar que ETA abandone la lucha armada antes del 20-N, porque, entre otras razones, una decisión así no puede tomarse de forma 'coyuntural' por unos comicios.

El Gobierno tampoco cree que el final de ETA llegue antes del 20-N. Según el ministro de Presidencia, Ramón Jáuregui, el camino iniciado hacia el final de la violencia es 'irreversible, pero no se materializará en un periodo tan corto, sinceramente'. El candidato del PSOE a la presidencia, Alfredo Pérez Rubalcaba, dijo en la misma línea: 'No sé qué información maneja Arzalluz, yo no la tengo, pero sí le digo, y esto no es una novedad, que el final de ETA está cerca'.

En el PP vasco, también confían en que el final de la violencia 'está cerca'. Su presidente, Antonio Basagoiti, lejos del discurso incendiario de José María Aznar, sólo pidió 'que nadie se precipite por una medalla' para no 'derrapar en la última curva cuando la meta está cerca'.