Público
Público

El fiscal investiga el discurso xenófobo del PP en Catalunya

Un concejal de Badalona declara hoy por el reparto de folletos contra inmigrantes rumanos. La cúpula del partido lo arropa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La amenaza de un proceso penal se cierne sobre el presidente del PP en Badalona (Barcelona) y concejal en este municipio, Xavier García Albiol. El polémico político conservador ha sido citado para declarar hoy ante el fiscal especializado en delitos de odio y discriminación, Miguel Ángel Aguilar, quien deberá decidir si hay indicios de delito en el contenido de un díptico xenófobo que relacionaba la inmigración con la delincuencia. García Albiol repartió este folleto por las calles de la localidad barcelonesa el pasado mes de abril.

La decisión del fiscal responde a la denuncia presentada por el grupo municipal de ICV-EUiA (partido de la oposición en el consistorio badalonés). Según el presidente de la formación ecosocialista en Badalona, Carles Sagués, 'la actitud de García Albiol va en contra de la dignidad de la política y de las personas'.

PSC: 'El PP lleva demasiado tiempo jugando con la inmigración'

Sagués añadió ayer que 'más allá de nuestras acciones como partido en la ciudad, presentamos la denuncia conscientes de que puede constituir un delito'. Si finalmente los polémicos folletos xenófobos son considerados como tales, el presidente de los conservadores en Badalona se enfrentará a una pena de entre uno y tres años de cárcel, además de a la inhabilitación correspondiente.

Con la citación de hoy, el fiscal ha puesto su lupa sobre el laboratorio político que el PP catalán ha establecido en Badalona. El experimento de los conservadores sobre el uso electoral de la inmigración en los barrios de la zona sur de la ciudad ha levantado ampollas en muchos sectores. De hecho, la polémica surgida por los polémicos dípticos provocó que la dirección del PP forzara la retirada de la campaña, y que algunos miembros del partido desacreditaran al presidente de los conservadores en Badalona.

ICV-EUiA: 'Esa actitud va en contra de la dignidad de la política'

García Albiol estuvo ayer unas horas en su despacho pero no habló con los medios de comunicación, quizás siguiendo las directrices del PP catalán que hoy le arropará en su declaración ante el fiscal. Junto al edil badalonés estarán el líder del PP en Barcelona, Alberto Fernández Díaz, y la presidenta de los conservadores catalanes, Alicia Sánchez-Camacho, quien acompañó a García Albiol en el reparto de folletos racistas el pasado 24 de abril. También lo hizo el 13 de setiembre, cuando la eurodiputada francesa Marie Thérèse Sánchez Schmidt visitó la ciudad, la tercera más importante de Catalunya.

Unos y otros buscarán captar el foco mediático a la entrada y a la salida de los juzgados. No en vano la campaña electoral para la presidencia a la Generalitat está a la vuelta de la esquina.

García Albiol guarda silencio y evita a los medios de comunicación

En relación al beneficio electoral que el PP puede conseguir si el fiscal especial decide archivar la causa, Carles Sagués se mostró contundente: 'Independientemente de la resolución, denunciar es lo que estamos obligados a hacer las personas que entendemos la gestión y el comportamiento de las instituciones de otra forma, y que creemos que en política no todo vale'. En este sentido, el presidente de ICV-EUiA en Badalona explicó que no presentó la denuncia 'pensando en los posibles beneficios electorales que le supondría', sino pensando 'en cierta responsabilidad social y con la cabeza puesta en las personas afectadas y más necesitadas de la ciudad: éstas no merecen ser maltratadas'.

De momento, el fiscal no se ha puesto en contacto con el grupo municipal ecosocialista, aunque los servicios jurídicos de la formación ya han informado a Sagués de que se trata del procedimiento habitual de la fiscalía en este tipo de casos. Sea como sea, Sagués se mostró muy satisfecho con que la denuncia no haya quedado 'olvidada en un cajón'.

Pese a que el Gobierno municipal (PSC, CiU y ERC) no ha hecho ninguna valoración sobre la notificación del fiscal, el primer teniente de alcalde de Badalona, Ferran Falcó (CiU), calificó ayer de 'inútil' la declaración de García Albiol ante el ministerio público pues cree que le beneficiará. Por su lado, el diputado del PSC, Francesc Vallès, aseguró que la citación del dirigente local del PP pone de manifiesto que los conservadores 'llevan demasiado tiempo jugando con la inmigración y mezclando o confundiendo este fenómeno con la delincuencia y, por lo tanto, criminalizando a los inmigrantes'.

Vallès espera que la Justicia decida 'lo más oportuno' aunque advierte de que el comportamiento de los conservadores supone una actitud 'irresponsable' porque 'juegan con fuego'. Vallès defendió las políticas de integración del PSC que, según explicó, no utiliza la inmigración para hacerse con 'un puñado de votos'.