Público
Público

Fiscales de toda España perseguirán los ciberdelitos

El Ministerio Público lucha contra el incremento de casos fomentando la especialización

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Que las nuevas tecnologías han cambiado el mundo nadie lo pone en duda. Y un cambio tan importante afecta necesariamente a todos los ámbitos, incluido el de la delincuencia. El progresivo aumento de las investigaciones criminales vinculadas a su empleo, y más específicamente al de internet, ha llevado a la Fiscalía General del Estado a volver a apostar por la especialización. En esta ocasión se trata de la especialidad de Criminalidad Informática, que contará con delegados en toda España bajo la coordinación de una fiscal de Sala, Elvira Tejada, cuyo nombramiento se produjo en marzo.

En una instrucción fechada el pasado día 11, el fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, dota de contenido la especialización en materia de criminalidad informática, iniciada en 2007, cuando delegó en un fiscal de Sala la dirección y coordinación de las funciones del Ministerio Público en materia de delincuencia informática.

El objetivo: desde ataques informáticos a pornografía infantil

Ahora, con un nuevo armazón doctrinal y normativo, se dará una mejor respuesta penal a cualquier delito en el que el uso de las tecnologías de la información y la comunicación sea 'determinante para la actividad delictiva y genere especial complejidad en la investigación criminal'.

La generalización de las nuevas tecnologías en las relaciones económicas y sociales ha creado nuevas formas de criminalidad, que la sociedad percibe como peligrosas y que presentan 'evidentes dificultades para su descubrimiento y persecución', justifica la Fiscalía.

La instrucción enumera el catálogo 'inicial' de delitos de los que se ocupará. Son fruto de una experiencia que también permite augurar que deberán actualizarse constantemente al ritmo de las novedades que se producirán.

Los especialistas en cada provincia estarán coordinados por Elvira Tejada

Los delitos se dividen en tres grupos. El primero es el de los delitos en los que el objeto son los propios sistemas informáticos, como el sabotaje y los ataques cibernéticos, el acceso sin autorización a datos o sistemas y el descubrimiento o revelación de secretos. También se ocupará de aquellos que se valen de las nuevas tecnologías, como estafas, acoso a menores o discapacitados, pornografía infantil y contra la propiedad intelectual.

El tercer grupo persigue los que utilizan las tecnologías y cuya investigación entraña una especial complejidad, como la falsificación documental, las injurias y calumnias contra funcionario o autoridad, las amenazas y coacciones, contra la integridad moral y la apología o incitación a la discriminación , el odio y la violencia.

Se trata de combatir cualquier delito en el que sean claves la nuevas tecnologías

Elvira Tejada, hasta marzo al frente de Inspección, se ocupará de los procesos penales de especial trascendencia y dirigirá la actuación de los fiscales delegados territoriales que se especializarán en esta nueva modalidad delictiva. El objetivo es que todos ellos actúen aplicando los mismos criterios de interpretación de la legalidad.