Público
Público

La fiscalía exige que cese el "acoso" a la madre de 10 años

El ministerio público anuncia demandas contra los medios que violen su intimidad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La fiscal jefe de Sevilla, María José Segarra, manifestó este viernes en rueda de prensa que no se plantea cambiar el seguimiento social de la niña rumana de 10 años que ha dado a luz. Confirmó que el padre del bebé tiene menos de 14 años y anunció que demandará a los medios de comunicación que sigan violentando la intimidad de esos menores.

Hasta ahora, se había especulado con la posibilidad de que la menor hubiera venido embarazada desde Rumanía. Sin embargo, Segarra informó de que la niña, antes de instalarse en Lebrija con su familia vivió y fue al colegio en otro lugar de España, que no concretó. La fiscal agregó que se trata de un caso en el que los abuelos se hacen cargo del nieto, por lo que los servicios sociales 'no se plantean, por ahora, hacer una intervención diferente a la que vienen realizando'. El Ayuntamiento de Lebrija, explicó, trabaja para que la niña, una vez superado el parto, vuelva al colegio, tenga una vida lo más normal posible y disfrute de su infancia.

Según Segarra, el principal problema ahora mismo es el acoso de los medios, que al difundir imágenes de su domicilio violentan el derecho de ambas menores a 'su intimidad'. Segarra lamentó que la familia está recibiendo ofertas de dinero y regalos por entrevistas 'que no es su deseo conceder'.

El acoso ha llegado al punto de impedir en ocasiones el trabajo de los servicios sociales. La presión de los medios 'puede provocar que la familia se vaya del domicilio', se quejó Segarra.