Público
Público

La Fiscalía de Menores investiga la agresión a un joven esposado

Un vídeo muestra la brutal paliza que recibió un chico de 19 años a manos de los vigilantes de un centro de menores en Badajoz

Publicidad
Media: 0
Votos: 0


Ni siquiera los padres del joven denunciante creían la versión de su hijo, hasta que vieron el vídeo. El joven de 19 años había denunciado la 'paliza brutal' que le propinaron los vigilantes del Centro de Menores Marcelo Nessi (Badajoz), pero hasta que el diario local Hoy no hizo pública la grabación del incidente, los progenitores pensaron que 'exageraba'.

La fiscal de Menores de la Audiencia Provincial de Badajoz, Sonia Gandolfo, informó este miércoles de que el juzgado que instruye el caso trabaja ahora en la identificación de los autores de los golpes y en el informe de lesiones del interno. Gandolfo señaló que el joven presentó una queja al centro por haber sido 'objeto de una agresión física' 12 días después del incidente, y fue entonces cuando se abrieron las diligencias. Para la fiscal, los vigilantes 'se pasan, en cuanto que eso no es lo que deben hacer', según relató a Europa Press.

Los hechos denunciados sucedieron el pasado 28 de julio, cuando varios vigilantes del centro usaron sus porras contra el joven en una de las dependencias del centro, mientras éste permanecía esposado. El joven, que cumple una pena en el centro desde hace más de un año por delitos cometidos cuando era menor, 'se resistió' a cumplir con una sanción que se le había impuesto, según la Fiscalía.

El propio presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, aseguró este miércoles que el Ejecutivo que él preside ya había cursado 'en su día' una denuncia ante la Fiscalía de Menores para que se investiguen los hechos: 'La Junta ya tomó la iniciativa'.

Además, la consejera de Igualdad y Empleo extremeña, Pilar Lucio, aseguró que el principal responsable de los golpes que recibió el joven ya ha sido apartado del módulo al que pertenece el agredido. Lucio defendió que la medida adoptada por los vigilantes 'forma parte de un procedimiento habitual cuando hay que reducir'.

La consejera recordó además que su departamento había ofrecido 'amparo' al joven al conocer los hechos, el cual 'no quiso denunciar' lo ocurrido hasta el 10 de agosto, 'cuando el centro cursó la denuncia a la Fiscalía y a los juzgados'.

No es la primera vez que Lucio tiene que dar explicaciones por la situación de violencia que se vive dentro del Marcelo Nessi, el único centro de reforma de menores de la región. En julio, dos internos fueron condenados a penas superiores a los tres años de prisión por agredir a los trabajadores del centro para fugarse. En otra ocasión, un joven blandió un trozo de cristal contra una cuidadora para tratar de huir del lugar.

Los trabajadores y el PP pidieron el año pasado la dimisión del director del centro por 'la situación a la que ha llegado' la institución, en la que se suceden las fugas y las agresiones al personal. El PP llegó a pedir vigilantes similares a los que trabajan en prisiones para adultos.

La semana pasada, otro interno trató de quitarse la vida colgándose con su propia ropa.