Público
Público

La fiscalía no ve transcendencia penal en la coversación del operador del Samur

Varias grabaciones de las llamadas recibidas revelan la falta de atención que recibieron las víctimas por parte de un telefonista sin experiencia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Fiscalía de Madrid no cree que la conversación del operario del Samur que atendió las llamadas de auxilio de amigos de dos de las víctimas mortales la madrugada del 1 de noviembre en el Madrid Arena tenga 'trascendencia penal', ya que el recinto municipal contaba con al menos tres ambulancias dentro de sus instalaciones.

El fiscal jefe de Madrid, Eduardo Esteban Rincón, ha señalado que se investigará, al igual que todos los demás aspectos relacionados con los hechos ocurridos la madrugada del 1 de noviembre, si el Samur actuó correctamente aquella trágica noche. 'Lo importante sería que las ambulancias hubieran llegado tarde al lugar de los hechos', ha recalcado Esteban Rincón, quien ha descartado que se vaya a solicitar la imputación del operario del Samur, Francisco Iglesias. 'Se van a valorar los hechos y no la conversación porque jurídicamente no tiene mucha trascendencia', ha apostillado.

El diario El Mundo se hacía eco ayer de las grabaciones de varias de las llamadas telefónicas que hicieron los amigos de las fallecidas al Samur, en un intento de encontrar auxilio en los servicios de emergencia. Ante las súplicas de socorro, los jóvenes no encontraron la respuesta esperada. Uno de los operadores que atendió las llamadas, con tono distante y desganado, llegaba a decir en las grabaciones: 'Oye, ¿has bebido?'. En declaraciones ESRadio, Francisco, el operador que atendió las llamadas se defiende argumentando que cumplió 'órdenes' y que le fue asignado el puesto de telefonista tan sólo quince días antes de la tragedia, de forma forzosa, cuando su trabajo era el de 'técnico conductor de ambulancias'.