Público
Público

La Fiscalía ordena la retirada de fotos de etarras y pintadas de ETA en Navarra

La medida se tomará de forma "urgente" e incluye los baresy las tabernas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha ordenado este viernes a las Fuerzas de Seguridad que retiren de forma 'urgente' los carteles con fotografías de miembros de ETA, pancartas y pintadas con lemas de apoyo a la banda que se encuentren en las calles o dentro de bares o establecimientos públicos de Navarra.

Así lo ha reclamado el fiscal coordinador en materia de terrorismo de ETA, Vicente González Mota, en un escrito remitido a las unidades del cuerpo Nacional de Policía, Guardia Civil y Policía Foral, al estimar que la exhibición de estas fotografías y carteles constituye un delito de enaltecimiento del terrorismo.

El fiscal, que ha adoptado esta decisión tras recibir un informe de la Delegación del Gobierno de Navarra sobre la existencia de esas fotografías y pintadas, ha ordenado a las Fuerzas de Seguridad que procedan a 'la inmediata y urgente retirada de tales carteles y pancartas y de cuantos se coloquen en lo sucesivo' y que identifiquen 'a los autores de su colocación'.

En esta instrucción, el fiscal especifica que deben retirarse los carteles o pancartas que se encuentren en la calle o en el exterior de edificios para ser remitidos después a la Fiscalía como 'pieza de convicción'.

En cuanto a los que se encuentren en el interior de bares o establecimientos públicos 'la fuerza actuante' requerirá a sus responsables que los retiren y se los entreguen 'con los apercibimintos legales que puedan derivarse de su incumplimiento'.

Con toda la cartelería y fotografías que intervengan las Fuerzas de Seguridad, la Fiscalía tiene previsto levantar un atestado por si se llegase averiguar la identidad de los autores de su colocación.

La primera vez que la Fiscalía de la Audiencia Nacional actuó en este sentido fue el pasado 12 de marzo cuando ordenó a la Ertzaintza la 'urgente' retirada de las fotografías de presos etarras que colgaban de una verja del Banco Guipuzcoano en la localidad de Mondragón (Guipúzcoa), que fue denominado 'el muro de la vergüenza'.

Horas después la Ertzaintza cumplía con el mandato del fiscal y retiraba esas fotografías.