Público
Público

La Fiscalía pide el ingreso en prisión de Usabiaga por el 'caso Bateragune'

El dirigente abertzale, arropado por sus compañeros, comparece en la Audiencia Nacional para que le comuniquen la sentencia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Arropado por los principales dirigentes de la izquierda abertzale, Rafael Díez Usabaiga, se ha presentado esta mañana en la sede de la Audiencia Nacional en Madrid para que el tribunal le comunique la sentencia por el caso Bateragune, que hizo publica el viernes pasado.

Usabiaga, exsecretario general del sindicato abertzale LAB, fue condenado a diez años de cárcel junto a Arnaldo Otegi.  Este último ya está en prisión y la condena le ha sido comunicada en los calabozos de la propia Audiencia Nacional. Usabiaga, en libertad provisional bajo fianza, podría ingresar este mismo lunes en prisión si los jueces atienden la petición de la Fiscalía y de la acusación popular, Voces contra el Terrorismo.

El fiscal encargado del caso Bateragune, Vicente González Mota, argumentó que Díez Usabiaga debe ingresar en prisión hasta que la sentencia adquiera firmeza —hasta que el Tribunal Supremo se pronuncia— porque existe riesgo de que se fugue y de que vuelva a delinquir si queda en libertad. El representante del Ministerio Público también señaló que los otros cuatro condenados, entre ellos el exportavoz de Batasuna Arnaldo Otegi, se encuentran ya en prisión.

Su abogado, Iñigo Iruín, señaló que si Díez Usabiaga hubiese querido fugarse 'lo hubiese tenido muy fácil'. 'Ha tenido cuatro días para marcharse y no lo ha hecho, ', señaló el letrado. El tribunal, tras la celebración de la vistilla, se retiró a deliberar.

El ex dirigente de LAB se encuentra en libertad provisional con fianza de 30.000 euros desde el 26 de abril de 2010, día en que abandonó la cárcel madrileña de Estremera, donde permanecía encarcelado desde el 16 de octubre de 2009 por su relación con esta misma causa.

El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón le dejó en libertad para que pudiese asistir a su madre, que sufre cáncer, y que le reclamó como 'cuidador' acogiéndose a la Ley sobre la Dependencia.

Detenido en octubre de 2009, tan sólo había cumplido seis meses en situación de prisión preventiva en la cárcel madrileña de Estremera.

Además de la obligación de atender a su madre, Usabiaga ha hecho frente en este tiempo de libertad a la prohibición de salir del territorio nacional y dos comparecencias judiciales por semana en el juzgado más próximo a su domicilio, así como la retirada del pasaporte.

El ex dirigente de LAB indicó en la vistilla que se considera inocente y añadió que no va a poner 'ningún problema al tribunal'.

'Aquí o donde me tenga que ir seguiré luchando por mi país, por la paz y por soluciones democráticas', dijo.

'No he sido nunca integrante de ETA ni mucho menos dirigente, he sido un sindicalista que apegado a su pueblo y que ha luchado por él', concluyó.