Público
Público

La forense relevada en el "caso Breton" pide hacer un nuevo informe sobre los huesos

El juez le contesta que sólo debe decir si se ratifica o no en que eran de animales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La forense de la Policía Científica que emitió un informe que señalaba que los restos óseos encontrados en una hoguera de la finca de Las Quemadillas de Córdoba eran de animales, y que fue destituida tras conocerse otros informes que concluían que eran humanos y de menores, ha solicitado realizar uno nuevo.

Así lo ha asegurado a Efe María del Reposo Carrero, abogada de Ruth Ortiz, madre de Ruth y José, que desaparecieron hace más de 11 meses en Córdoba.

Por este caso está en prisión provisional el padre de los niños, José Bretón, a quien el juez le ha imputado dos delitos de asesinato con alevosía, precisamente tras los últimos informes.

Carrero ha precisado que la forense ha pedido a la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) que transmita al juez instructor del caso, José Luis Rodríguez Lainz, 'su interés en volver a ver los restos y hacer un nuevo informe'.

Asimismo, ha señalado que el juez la ha autorizado a verlos de nuevo en el Instituto Nacional de Toxicología, si bien le ha informado de que no necesita un nuevo informe y le ha pedido que en su declaración el próximo 28 de septiembre 'diga sólo si se ratifica en el suyo o no'.

La Dirección General de la Policía Nacional decidió relevar a la perito el pasado 5 de septiembre tras el auto judicial emitido por el juzgado de instrucción número 4 de Córdoba que confirmaba que entre los restos hallados en la finca de la familia de José Bretón había huesos humanos.

Este primer informe, firmado por la forense el 11 de noviembre de 2011, concluía que los restos hallados en la hoguera eran de animales, lo que descartó durante meses la idea de que los cuerpos de los menores podrían haber sido quemados en Las Quemadillas, que ahora es la tesis que mantiene el juez instructor en el nuevo auto de procesamiento emitido este mes.

Para el 28 de septiembre, el juez ha citado a los cuatro equipos de forenses que han examinado los huesos, tres de los cuales coinciden en que se trata de restos humanos, mientras que el de la perito destituida es el único que sostiene que eran de procedencia animal.