Público
Público

El Foro de Curas tilda a la Iglesia de "búnker conservador"

Critican que la jerarquía eclesiástica busca, "por todos los medios, imponer en la sociedad sus posiciones"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'La Iglesia española es un búnker conservador'. Esta es la conclusión a la que ha llegado el Foro de Curas de Madrid, grupo que aglutina a cerca de un centenar de sacerdotes progresistas que realizan su labor en la diócesis gobernada, 'con el cuño preconciliar', por el cardenal Antonio María Rouco Varela. En un duro comunicado, critican que la jerarquía eclesiástica 'se siente y así lo proclama atacada y acosada, pero a la vez toma posiciones agresivas y beligerantes' y busca, 'por todos los medios, imponer en la sociedad sus posiciones'.

En el texto, los sacerdotes denuncian la 'incomunicación entre la sociedad y la Iglesia, que ha llevado a esta a ser una de las peor valoradas entre las instituciones públicas'. 'No es una Iglesia atractiva, a pesar de que, de cuando en cuando, se empeñe en reunir en las calles a miles de adherentes', advierten a la vez que insisten en la 'alianza con el poder económico e ideológico, y en concreto con la parte más a la derecha de este último', como se comprueba, por ejemplo, al revisar la lista de colaboradores en la organización de la Jornada Mundial de la Juventud.

'La Iglesia ha vivido en España y en otros países una situación de nacionalcatolicismo y de privilegio que en determinados ámbitos era de monopolio. Cerrado ese periodo histórico, le aterra el enfrentarse a un futuro incierto en el que debe abandonar el poder', afirma el Foro, que sostiene la necesidad de 'acciones' que acaben con el poder de la jerarquía. Entre estas acciones incluyen 'la denuncia de los acuerdos con el Estado Vaticano' y 'alzar la voz para denunciar palabras y actitudes de una Iglesia que no es fiel al Evangelio ni útil para el siglo XXI'.

Por su parte, y en un mensaje con motivo de Pentecostés, los obispos españoles han reconocido, por primera vez, que ha aumentado el número de personas que, considerándose creyentes, 'viven al margen de la fe'. Se trata de una situación que, no obstante, achacan a 'la secularización, la indiferencia religiosa y la superficialidad' de una sociedad que les hace 'presa fácil del relativismo y del subjetivismo'.