Público
Público

El Fòrum Públic constata el vigor del debate del autogobierno

Muriel Casals, Germà Bel, Francesc de Carreras y Antoni Bassas dialogan sobre el nuevo ciclo que se abre en Catalunya tras la sentencia del TC sobre el Estatut

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Más que puntos de encuentro se constató hasta qué punto es vigoroso el debate político catalán. La sentencia que recorta y reinterpreta de forma significativa y a la baja el Estatut votado en referéndum y la proximidad de las elecciones en el Parlamento condicionaron el primer Fòrum Públic que, sobre el Estatut, la nación y el derecho a decidir, Público organiza en Barcelona. Ayer, en el auditorio del edificio Imagina y ante unas 200 personas, compartieron mesa para exponer argumentos y razones la presidenta de Òmnium Cultural, Muriel Casals, el catedrático de derecho constitucional Francesc de Carreras, el economista Germà Bel y el periodista de TV3 Antoni Bassas.

En la retina de todos, la masiva manifestación del 10 de julio. Fue lo que centró algunos de los primeros turnos de los ponentes, que debatieron y respondieron preguntas del público moderados por el delegado de Público en Catalunya, Josep Carles Rius. El impulsor de la manifestación, a la que se añadieron los partidos de tradición democrática y las entidades representativas del país pero también el presidente José Montilla, fue Òmnium. Su presidenta recordó que siempre partieron de la base que cualquier sentencia sería mala, 'porque altera la decisión del pueblo'. La dirigente de la entidad, que entre sus objetivos no tiene que Catalunya tenga Estado propio pero que dado el caso 'lo apoyaría', insistió en el carácter integrador y de dignidad de la marcha.

Germà Bel compara la situación con los decretos de Nueva Planta del XVIII

Germà Bel sacó a pasear la condición de ebrense para expresar que manifestarse ante una agresión como el PHN o cualquier otra 'es necesario para afirmarse'.

Sin embargo, ¿cómo hemos llegado hasta aquí? De Carreras y Bel fueron los que más se extendieron. El catedrático lamentó que toda la carga de culpabilidad recaiga sobre los magistrados del alto tribunal y no se mire a los políticos catalanes que, según él, enviaron a Madrid un texto que sabían inconstitucional.Y a la hora de señalar los elementos más problemáticos no dudó a poner el acento en la voluntad de Catalunya de tratarse de igual a igual con el Estado o buscar un encaje 'singular'.

Tampoco ayudó pretender 'hacer una España federal y acondicionarla'. Y ahora, además, según él, se le hace decir a la sentencia 'lo que no dice'.

Bel indicó que el proceso de reforma del Estatut, 'además de llevarse por delante a Pasqual Maragall', ha servido para polarizar al máximo la situación entre autonomistas y soberanistas y ha 'liquidado' el federalismo en España, una posición que históricamente ha defendido la izquierda. E incluso estableció paralelismos entre la situación actual y los decretos de Nueva Planta del siglo XVIII.Casals tampoco ahorró reproches hacia el TC y sus miembros. 'De algún modo esta sentencia es un final de ciclo. Nos dicen que, en las leyes españolas, los catalanes y nuestra voluntad no cabemos. Que no nos pueden dar satisfacción y se rompe el pacto con España', reflexionó la economista.

Bassas reprocha al TC no haber tenido en cuenta la aportación catalana a España A su vez Bassas, ahora corresponsal en Estados Unidos pero hasta hace dos años líder de las audiencias radiofónicas matinales, abrió fuego bromeando con que quizás, para estar a tono con los magistrados, habría que invertir la tarde en ver los goles de España en el Mundial, celebrarlos juntos y lanzar vivas a España y a su 'indisoluble unidad nacional'. Tras recordar los pasajes más hirientes de la sentencia, que De Carreras relativizó, lamentó que el TC 'no haya tenido en cuenta la aportación de Catalunya a un Estado de las autonomías del que nadie reniega a España'.

Y como periodista no se pudo abstraer del papel jugado por los medios. Se remontó a la portada de 'como Franco pero al revés' con la que el Abc denunció en 1993 el uso vehicular del catalán en la escuela para recordar que, desde entonces, la mayoría de medios españoles se mueven 'entre el insulto y la ignorancia' y hablan de los catalanes en términos que no se atreverían a usar 'para gitanos, judíos o negros'.

En cuanto a las consecuencias de todo ello, el propio Bassas se mostró seguro de que se manifestarán de un modo u otro en las elecciones de otoño. Según el ex presentador de El matí de Catalunya Ràdio, o los partidos replantean sus posiciones o 'lo que representó' el 10-J llegará de algún modo al Parlament, afirmó en referencia a nuevas marcas soberanistas como la de Joan Laporta.

De Carreras afirma que el Estado puede imitar a Canadá y realizar una consulta Y es que quizás los partidos no se han movido lo suficiente, pero sus bases y algunos de los que fueron sus dirigentes empiezan a hacerlo. Los asistentes al Fòrum Públic tuvieron un buen ejemplo en Bel. Él, diputado del PSC en Madrid hasta hace sólo seis años y que tuvo un papel clave para llevar a José Luis Rodríguez Zapatero a la secretaría general del PSOE hace una década, ahora está por la independencia. 'Yo no soy independentista, pero si hubiera un referéndum votaría sí. Querría un Estado confederal, pero esa opción no existe', afirmó. Con picardía, y consciente de sus antecedentes políticos, De Carreras, uno de los padres intelectuales de Ciudadanos, le lanzó uno 'allá cada cual con sus contradicciones'.

Bel se cuadró en defensa de las tesis soberanistas. En una referencia velada a algunos de los actuales dirigentes del PSC, que le reprocharon sus afirmaciones en el documental Adéu, Espanya?, criticó la 'indigencia intelectual' de los que hablan de soberanismo de raíz neoliberal. 'Nos llaman así porque hablamos de impuestos, de infraestructuras, del bienestar que tendríamos... Vaya, ¡de lo que siempre ha importado a la socialdemocracia!', aseguró. Bel afirmó que España no ha hecho otra cosa que 'liquidar los cojinetes', que eran el elemento que evitaba la fricción con Catalunya.

Mientras tanto Bassas, si bien no enmendó la vía hacia el Estado propio, sí advirtió que en ningún caso es 'la solución mágica' y que el camino a recorrer es 'muy exigente'. Si se da el paso, dijo, 'hay que tener músculo para soportar las consecuencias'.

Casals sostiene que toda sentencia era mala porque alteraba las urnas

El tránsito a la plena soberanía, que cada día tiene un apoyo más amplio entre los catalanes, no tiene sin embargo un encaje legal en el marco de la Constitución. A pesar de ello, De Carreras se atrevió a trazar una hoja de ruta hacia la independencia que ya querrían para sí más de uno y de dos partidos que la defienden. El catedrático explicó que, si bien no está reconocido el derecho a la autodeterminación ('derecho a decidir' es, según recordó, un neologismo que surgió en Euskadi a finales de los noventa), el Estado sí que podría convocar, como se llevó a cabo en Quebec, una consulta legal para conocer la posición de la ciudadanía. No sería vinculante, pero, según De Carreras, si hubiera una mayoría cualificada de dos tercios o tres quintas partes de los ciudadanos que dieran apoyo a la creación de un Estado propio, habría que negociar un estatus diferente. Debate abierto, pues.

El Fòrum Públic celebrado ayer en Barcelona es la segunda edición de una iniciativa de este periódico que pretende fortalecer vínculos entre Catalunya y el resto de España. El proyecto nació de la mano del sociólogo e histórico luchador contra el franquismo, José Vidal-Beneyto, que desgraciadamente murió el pasado mes de marzo. La primera edición del foro, celebrada en Madrid, versaba sobre corrupción y democracia, y en ella intervinieron el diputado del PP Juan Costa y la jurista Margarita Robles. La intención del periódico es alternar los debates entre las dos capitales. 'Público' mantiene un firme compromiso con Catalunya, y fruto de esta voluntad es la publicación del cuadernillo en catalán 'Públic' desde el pasado 23 de abril. Tal y como se recordó ayer, el Fòrum pretende ser un espacio de debate y reflexión con voluntad de explicar la complejidad de la sociedad en un momento político posterior a la Transición que es clave tanto para España como para Catalunya. Esta es una de las principales funciones de la prensa escrita.

Muriel Casals, presidenta de Òmnium Cultural
El aval de montar la gran manifestación
La economista Muriel Casals se encontró con la sentencia del Tribunal Constitucional un mes después de acceder a la presidencia de Òmnium Cultural, una entidad poco acostumbrada a organizar grandes manifestaciones. Su trabajo liderando la respuesta la ha erigido como una voz que tener en cuenta.
 > Sentencia: Ya digimos que consideraríamos mala cualquier sentencia que tocase el Estatut'
 > Encaje: 'La sentencia nos dice que Catalunya no tiene cabida dentro de las leyes españolas
 > Internacional:'Pedimos el derecho a estar presentes en una Europa que llamamos siempre diversa'
 > Omnium: 'Òmnium no es independentista, pero si se llevase a cabo una consulta haría campaña por el ‘sí''

Germà Bel, economista y ex diputado del PSC
Un socialista decepcionado con el sueño federal
Germà Bel fue diputado en el Congreso entre los años 2000 y 2004 por las listas del PSC. Defensor de las tesis de Pasqual Maragall y José Luis Rodríguez Zapatero sobre la España plural y el federalismo, actualmente ya no tiene tan clara la viabilidad de estas propuestas.
 > Federalismo: 'La liquidación de Maragall en 2006 mató el proyecto federalista'
 > Referentes: 'Desde el siglo XVIII, España sólo ha bebido del modelo de nación francesa'
 > Independencia: 'Si el domingo hubiera un referéndum, yo votaría ‘sí', aunque no soy independentista'
 > Lengua:'La realidad es que el castellano es obligatorio para todos los ciudadanos y el catalán no lo es'

Francesc de Carreras, catedrático de derecho constitucional
Una voz discordante y constitucional
Fue uno de los impulsores de Ciudadanos, un partido que nació a la estela de la denuncia del modelo de inmersión lingüística. De Carreras, que sigue afiliado a Ciudadanos,  defiende que Catalunya tiene que acatar la sentencia y que el error fue querer cambiar una España ya consolidada.
 > Nacionalidad: 'La Constitución fija que en términos jurídicos Catalunya es una nacionalidad'
 > Estatut: 'El Estatut ya anunciaba también en su artículo primero que Catalunya es una nacionalidad'
 > Referéndum: '¿Hay que hacer un referéndum cuando las encuestas detectan sólo un 20% de independentistas?'
 > Autogobierno: 'Si entendemos como el resto del mundo el federalismo, España ya es federal'

Antoni Bassas, periodista
Una visión apasionada e internacional
Después de liderar las mañanas de la radio catalana durante años, Antoni Bassas se fue a los Estados Unidos para hacer de corresponsal de TV3. Desde allí ha observado los últimos acontecimientos y, por lo que se vio ayer, la distancia no le ha rebajado la indignación por la sentencia.
 > Pedantería:'La sentencia contiene ecos chulescos, como la definición de ciudadanía catalana'
 > Ataques:'Algunos periodistas se refieren a los catalanes como no se atreverían con negros o gitanos'
 > Plurinacionalidad:'España no se considera ni se considerará nunca un Estado plurinacional'
> Comprensión:'Internacionalmente se entiende la indignación catalana después de la sentencia del Estatut'