Público
Público

La foto salvada en un calcetín

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La historia de la icónica foto de Tejero arranca en 1961, cuando un joven de 14 años comienza su trabajo como aprendiz de laboratorio en la agencia Efe. Es Manuel Pérez Barriopedro, autor de esta imagen que recibiría en 1981 el máximo galardón de los World Press Photo.

Ese 23-F, Manuel se encuentra en el Congreso mientras se vota la investidura de Calvo-Sotelo. Escucha ruidos en el pasillo y apunta con su Nikon F2 mientras un guardia civil asoma por la puerta que da acceso al hemiciclo. Es la primera de las 11 fotos que haría del golpe. “Fue un poco imprudente no cubrirme”, comenta Manuel al verse en el vídeo haciendo fotos mientras disparan al aire. “Cuando cesan los tiros, empiezo a pensar que tenía algo y que debía salvarlo”, añade. Rebobina el carrete y lo guarda en su mano más de una hora hasta que lo oculta en su mocasín. “El guardia civil que estaba detrás tocaba nervioso el gatillo y sentía el clac, clac a mi espalda”, relata.

Tras ser liberado, a las 10 y media, conduce hasta Efe en su Seat 600 para revelar el rollo. “Llevaba muchas horas con la incertidumbre, no es como ahora con el digital”, cuenta Manuel. Había muchos fotógrafos esa tarde en el Congreso pero sólo él consigue hacer y salvar una foto buena. “En un momento de estos no puedes acusar a nadie de cobarde”, alega.

Su cámara está expuesta en una vitrina y los negativos descansan en una caja fuerte en Efe. “Si algo me molesta es que estas fotos no sean de libre acceso aún”, lamenta Manuel. Él es el único ganador español de la imagen del año de los World Press Photo.