Público
Público

El fracaso escolar encalla en Balears y País Valencià

La riqueza del turismo y el ladrillo no refuerza la educación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Hay un porcentaje más alto de jóvenes que terminan la ESO sin repetir curso en Melilla que en Illes Balears o País Valencià, mucho más ricas. De nada ha servido a las dos peores comunidades autónomas en la tabla de fracaso escolar su mayor riqueza. Según los datos del curso 2008-2009 del Ministerio de Educación, la tasa bruta de población que se gradúa en ESO en Balears es del 61%, en el País Valencià el 63,1% y en Melilla el 63,4%.

El PIB valenciano representa el 9,7% de la riqueza estatal. Sin embargo, son cerca de 105.000 millones de euros que no producen progreso social si atendemos a los datos de titulados. 'El mapa del fracaso escolar no se corresponde con los colores políticos, sino con la situación socioeconómica y cultural y el sistema productivo de cada región', interpretó el pasado jueves el ministro de Educación, Ángel Gabilondo, al destacar una reducción de un 5% de la tasa de abandono escolar en apenas un año.

'La clase media se ha ido de la escuela pública y en parte con razón', dice Feito

'Los jóvenes han entendido que no hay otra alternativa que no sea la formación. En la universidad ya se ha notado y la población estudiantil es de 1,6 millones', avanza el sociólogo de la Educación de la Universidad Complutense de Madrid, Rafael Feito.

'No soy capaz de ver un futuro mejor sin una educación mejor', anunció el nuevo presidente del Govern balear José Ramón Bauzá en su discurso de investidura del pasado martes. 'Y aunque mi primera ocupación es la de conseguir que haya más empleo, y que la economía mejore de forma estructural, (...) hay que bajar la tasa de fracaso y abandono escolar, hay que conseguir que haya más jóvenes que tengan estudios universitarios', añadió.

Gabilondo: 'El fracaso escolar no corresponde con el color político'

Bauzá no explicó cómo lo hará, pero su partido, el PP, presentó el pasado 1 de junio sus fórmulas educativas en el documento programático Compromiso con España: empleo, austeridad y transparencia. Los conservadores presentaron sus propuestas tras ganar las elecciones locales y autonómicas. 'Reconocimiento del profesor como autoridad pública en el ejercicio de sus funciones docentes', es la primera prioridad marcada por los conservadores.

La vinculación del modelo productivo local con el fracaso escolar tiene un ejemplo claro en las amplias diferencias de graduados entre hombres y mujeres. La media total dice que se gradúan en ESO el 68,2% de los hombres y el 80,4% de las mujeres. En las peores comunidades la diferencia es todavía mayor. En el País Valencià consiguen a su edad el título de ESO un 13,8% más de alumnas que de alumnos.

'La diferencia se debe a que las mujeres tienen más dificultades para encontrar trabajo. Ellas saben que se juegan su vida en el mundo educativo. Además tienen más propensión a buscar trabajo en el sistema público. De ahí que cada vez haya más juezas o médicas. Vamos a una sociedad como la nórdica donde el hombre trabaja en la empresa privada y la mujer en la pública, donde encuentra además mayor facilidad para conciliar su vida familiar', analiza Feito.

La diferencia entre chicos y chicas en el País Valencià es del 13,8%

Este sociólogo discrepa con Gabilondo al señalar que no es indiferente el color político aunque considera que hay ejemplos de malas políticas educativas en comunidades gobernadas por la derecha y por la izquierda. 'La política educativa de Madrid es igual de mala que la de Valencia, sin embargo tienen mejores resultados. Se debe a que los padres en Madrid tienen más nivel educativo que en Valencia, donde ha ascendido al poder la burguesía adinerada del campo que basa su riqueza en la especulación', razona.

La tasa de graduados en ESO tiene una influencia fundamental en el desarrollo educativo posterior. Euskadi que cuenta con una baja tasa de fracaso escolar (apenas un 12,2%) consigue la mejor tasa de alumnos que se gradúa en Bachillerato y en FP de grado medio. Es decir, son muy pocos los que abandonan prematuramente sus estudios.

El objetivo marcado por el Gobierno es cumplir las metas de la Estrategia 2020 de la UE de crecimiento económico sostenible, que exige reducir a menos del 10% el abandono escolar. Los expertos apuestan por un modelo que permita a los alumnos con mejores notas arrastrar a los que tienen peores, tal y como proyectó la LOGSE (aprobada por el Gobierno socialista de Felipe González), y denostada por el PP que apuesta por la separación de alumnos.

El citado programa de los conservadores incluye nueve puntos educativos. La primera propuesta es otorgar autoridad al profesor, después evaluar para clasificar mejor a los alumnos y, para acabar, incidir en el sistema de colegios concertados que ha supuesto la expulsión de las clases medias de la escuela pública.