Público
Público

Fraga, fuera de la foto de familia del aniversario del 23-F

No ha salido retratado en la fotografía en las escalinatas del Congreso al no llegar a tiempo por desplazarse en silla de ruedas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ex líder de Alianza Popular y presidente fundador del PP, Manuel Fraga, no ha salido retratado en la foto de familia que los asistentes al trigésimo aniversario de la intentona golpista de 1981 se han hecho en las escalinatas de la Puerta de los Leones del Congreso de los Diputados. Sus problemas de movilidad, ya que últimamente precisa de silla de ruedas para desplazarse, han impedido su presencia.

Pese a ser uno de los protagonistas del 23-F y haber sido invitado por ello al almuerzo que el Rey ha compartido con los presidentes del Gobierno y del Congreso, José Luis Rodríguez Zapatero y José Bono, y con otros líderes políticos de 1981, Fraga se ha quedado fuera de la instantánea, que se ha realizado justo después de los discursos.

Mientras que los diputados y otras personalidades invitados a este evento han salido hacia las escalinatas de la Puerta de los Leones, que se ha abierto para la ocasión, el octogenario senador conservador, que se desplaza en silla de ruedas, ha tenido que rodear el Palacio del Congreso, lo que ha provocado que llegase tarde a la habitual foto de familia. Además, y dado que los asistentes a este acto se han dispersado en seguida, no ha habido opción a repetir el retrato.

En el centro de la escalinata se ha situado Bono, flanqueado por José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy, y acompañado por los miembros de la Mesa del Congreso, tanto los actuales como los que entonces presidía Landelino Lavilla (UCD). Junto a ellos, y también en primera fila, se encontraban algunos de los líderes de 1981: Felipe González (PSOE), Santiago Carrillo (PCE) y Miquel Roca (CiU).

Fraga también tuvo problemas para la primera foto de familia, la que se realizó horas antes con el Rey de España. Esa vez, y dado que los protagonistas eran menos (sólo los ocho que asistieron al almuerzo), sí se esperó a que pudiera llegar y el propio Monarca fue quien pidió que se situase delante de él.