Público
Público

Fraga está tranquilo porque son "muy pocos" los "fanáticos" catalanes

El presidente fundador del PP asegura no estar preocupado por la unidad de España y niega a Catalunya la condición de nación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente fundador del PP y senador Manuel Fraga asegura que no siente preocupación por el futuro político de España a pesar de las tensiones autonómicas y, en especial, la creada por los partidos de Catalunya tras la sentencia del Estatut. A su juicio, los 'fanáticos' catalanes que desean una reacción 'importante' son 'muy pocos'.

'Catalunya es una parte, con peculiaridades, pero una parte de España', ha afirmado el dirigente conservador en declaraciones a Europa Press.

El número de catalanes que cree que España tiene 'un problema', como repite el presidente de la Generalitat José Montilla, es a su juicio 'muy limitado'. 'La inmensa mayoría está satisfecha con la situación que la historia ha creado y que lleva muchos siglos funcionando. Son muy pocos los catalanes que desean una acción importante en este asunto', reitera.

'Creo que no ha querido agravar los problemas. Lo que pueda decir el presidente del Gobierno está agravando su ya difícil tarea. Aplaudo la prudencia del señor Rajoy', ha explicado, sin querer interpretar la influencia de esta actitud para las posibilidades del PP en las elecciones catalanas del próximo otoño.

El senador defiende el contenido de la sentencia y la actuación del Tribunal Constitucional. A pesar de que algunos políticos 'se han dedicado a desprestigiarlo' durante estos años de espera del fallo, el Alto Tribunal 'ha estado en su sitio, eso hay que reconocérselo'.

La cuestión central del debate sobre la sentencia del Estatut y el papel del Constitucional es, en opinión de Manuel Fraga, el respeto a la institución. 'O el Tribunal Constitucional existe o no existe, o se le respeta o no se le respeta. Si se quiere hacer una presión política que suprima las decisiones del Tribunal, no puedo estar conforme con eso. Es un disparate, o hay tribunal o no lo hay. Y yo creo que sí lo hay', insistió.

'Catalunya sólo es una nacionalidad integrada dentro de una nación que es España, y punto'

Así las cosas, el ex presidente de la Xunta de Galicia rechaza que por la vía legislativa se pueda recuperar la parte estatutaria anulada o interpretada en la sentencia. 'Si al Tribunal Constitucional no se le concede la competencia para decir lo que tiene que decir en cada caso y, según sea, entonces darle la vuelta a través de decisiones políticas que no tengan en cuenta sus decisiones, nos hemos cargado la Constitución', interpreta.

Catalunya, concluye, no puede pedir 'lo que quiera' con el argumento de que es una nación, 'porque no lo es, es una nacionalidad integrada dentro de una nación que es España, y punto'.

Manuel Fraga rechaza también que a medio plazo se estudie una reforma de la Constitución para responder a las demandas catalanas o de otras autonomías de más autogobierno. El senador aclara que no se opone a ninguna reforma, sino a que cuantas menos se planteen, 'mejor', y demostrando 'en cada caso' la 'necesidad o conveniencia' de llevarla a cabo.

'No es un juguete del que se disponga todos los días. Está dando muy buen juego y no lo digo porque yo fuera uno de los ponentes de la Constitución, que lo fui, pero es que creo que hicimos un buen trabajo', señala.

Una peculiaridad que ampara y regula la Constitución son los regímenes forales del País Vasco y de Navarra, que cuentan con un sistema de financiación propio al que aspiran la mayoría de los partidos políticos catalanes. A juicio de Manuel Fraga, extender estos sistemas a otras Comunidades es 'difícil', pero además es 'poco aconsejable' porque 'todo lo que sean excepciones y privilegios es malo en política'.

'La Constitución no es un juguete del que se disponga todos los días'

Aclara a continuación que en el caso vasco 'se ha encontrado una solución' que es el Ejecutivo del PSE apoyado por el PP. 'Se está gobernando razonablemente bien', afirma. En cuanto al régimen foral navarro, Fraga asegura que es 'muy poco privilegiado realmente'.

'Simplemente es el recordatorio de lo que fue el Reino de Navarra', agrega.

Su apelación a la 'igualdad de todos los españoles ante la ley' debe extenderse, a juicio de Manuel Fraga, también al régimen electoral, que hace que las formaciones nacionalistas o regionalistas logren en las Cortes una representación mayor. 'Esos votos tienen un valor diferente y lo ideal es que los votos fuesen iguales para todos', sentencia.

'Lo cierto es que cuanto más nos aproximemos a un nación en la que todos seamos iguales con todas las consecuencias será lo mejor', concluye el senador del PP.