Público
Público

El Frente Polisario planta al PSOE

Una delegación saharaui aplaza una reunión en Ferraz después de que Marcelino Iglesias decidiera no asistir por su rechazo a hablar de un referéndum en el Sáhara

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Frente Polisario ha decidido aplazar la reunión que iba a mantener hoy con el PSOE en la sede de Ferraz después de que el secretario de Organización socialista, Marcelino Iglesias, decidiera no asistir por su rechazo a hablar de la celebración de un referéndum en el Sáhara Occidental.

El PSOE pretendía que esta cita tuviese como objeto analizar la situación del conflicto y favorecer el entendimiento entre el Polisario y Marruecos en la búsqueda de una solución, pero sin tocar el asunto del referéndum, al que se opone el Gobierno de Rabat. La delegación saharaui, en cambio, quería que el PSOE aclarase si mantiene su apoyo a la convocatoria de la consulta para que el pueblo saharaui ejerza el derecho de autodeterminación que le reconoce la ONU.

El empeño del Polisario en abordar este asunto llevó a Iglesias a anunciar esta mañana que no participaría en el encuentro, delegando en la secretaria de Política Internacional, Elena Valenciano. 'Han introducido cuestiones que nosotros no teníamos previstas para tratar en esa reunión', aseguró Iglesias en un desayuno informativo en Madrid.

El plantón de Iglesias llevó al Polisario a aplazar sin fecha el encuentro de 'alto nivel', al que iban a asistir su ministro de Exteriores, Mohamed Salem Uold Salek, su representante en Nueva York, Bujari Ahmed, y su delegado en España, Bucharaya Beyun, quien ha considerado incomprensible que el PSOE le exija 'no hablar del referéndum' cuando es 'la razón de existir' de su organización.

'No entendemos por qué no quieren hablar del referéndum, pero nosotros sí tenemos que hacerlo. Si lo estamos tratando todos los días con Marruecos, ¿cómo no lo vamos a tratar con el PSOE?', se ha preguntado Beyun. Según el delegado del Polisario, no había 'ninguna agenda' preestablecida. 'Sólo se acordó una reunión, ni más ni menos', ha puntualizado. También ha rebatido que el propósito de la cita fuera acercar posiciones entre el Polisario y Rabat, como planteaban los socialistas.

'Nosotros no le hemos pedido eso. Buscamos el acercamiento de posiciones entre el Polisario y el PSOE, no entre el Polisario y Marruecos', ha añadido Beyun, que recordó que el Senado aprobó una moción el pasado 30 de noviembre con el apoyo de todos los grupos, incluido el PSOE, que defendía que el derecho a la autodeterminación del pueblo saharaui se debería ejercer 'sólo y en exclusiva' por medio de un referéndum 'libre, justo, imparcial y bajo tutela y dirección' de la ONU. 'Ellos aprueban esa moción y ahora no quieren oírnos hablar del referéndum', ha dicho Beyun.

La reunión fue acordada por Valenciano y Beyun el pasado 25 de noviembre, tres semanas después del desmantelamiento del campamento de El Aaiún. Aquel encuentro sucedió a otro mantenido en París diez días antes en el marco del Consejo de la Internacional Socialista (IS). El PSOE se comprometió en este cónclave a mantener sendas reuniones con la Unión de Fuerzas Socialistas Populares de Marruecos y con el Polisario, ambos miembros de la IS, para buscar un espacio de diálogo entre las partes que acompañase las conversaciones de paz que mantienen bajo la mediación de la ONU.

Valenciano se entrevistó en Ferraz el pasado día 2 con el nuevo embajador de Marruecos en España, Ahmedu Uld Suilem, para abordar distintas cuestiones de actualidad para ambos países. Las relaciones entre el PSOE y el Polisario se han deteriorado en los últimos meses, a lo que contribuyó la prudencia con la que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero reaccionó al desmantelamiento del campamento de Gdaim Izik.

El Polisario también reprocha al Ejecutivo y al PSOE haberse inclinado por la tesis marroquí a favor de la autonomía del Sáhara Occidental y desechar la idea del referéndum. La delegación saharaui se reunirá mañana con el responsable de Relaciones Internacionales del PP, Jorge Moragas, en la sede de la calle Génova dentro de una ronda de contactos que también mantendrá con IU, PNV, CC y UPyD.