Público
Público

Los fuegos forestales en Galicia han quemado ya 800 hectáreas

Hoy el índice de riesgo de incendios forestales es moderado en todo el país a excepción de la isla de La Palma que alcanza valores muy elevados

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los incendios forestales han arrasado un total de 20.582 hectáreas en 2010 y, de ellas, un 38,6% se han quemado entre junio y agosto, según datos del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM) hasta el pasado 8 de agosto.

Aún así, 2010 es el año con menos superficie afectada de la década, un 78,08% menos que el mismo periodo del año pasado, cuando se calcinaron casi 94.000 hectáreas, y un 74% inferior a la media de la década (80.349). En definitiva, los incendios han impactado en un 0,074 % de la superficie forestal nacional.

En cuanto a las áreas más afectadas por los incendios, el Noroeste (Galicia, Asturias, Cantabria, el País Vasco y las provincias de León y Zamora) es el área con más siniestros: el 57,28% del total, seguida de las comunidades interiores con un 27,79%.

Los incendios forestales en Galicia, varios de los cuales permanecen activos, han quemado ya 800 hectáreas de terreno y han provocado el corte de un tramo de autovía entre Santiago de Compostela y Brión debido a las proximidad de las llamas.

El corte del tramo entre los kilómetros 7 y 11 en el sentido hacia Santiago de Compostela se ha llevado a cabo hacia las 17:20 horas.

Según Protección Civil, hoy el índice de riesgo de incendios forestales es moderado en todo el país a excepción de la isla de La Palma que alcanza valores muy elevados y algunos puntos de Galicia.

En este última comunidad, concretamente en la localidad coruñesa de Boiro, las llamas han calcinado ya 450 hectáreas, y en su extinción trabajan 9 agentes forestales, 19 brigadas, 9 motobombas, 3 palas, 4 helicópteros y 5 aviones.

Su alcalde, Xosé Deira, ha asegurado que el fuego ha sido intencionado y ha denunciado que los autores lo hicieron 'para poner en peligro la vida de las personas que luchaban contra el incendio'.

Permanece también activo y sin controlar otro incendio de más de veinte hectáreas, en la parroquia de Berdoias, en Vimianzo (provincia de La Coruña), que ha quemado unas 30 hectáreas.

Además siguen activos, pero controlados, otro fuego en Muxía, que ha arrasado unas treinta hectáreas, y otro en Camariñas, que también ha afectado a un número igual de hectáreas.

Los sindicatos con representación en la Administración autonómica gallega han pedido 'responsabilidades políticas' y 'dimisiones' por la muerte de los dos brigadistas el pasado viernes en el incendio de Fornelos de Montes (Pontevedra).

También han solicitado a la Xunta que declare dos días de luto oficial en solidaridad con los brigadistas fallecidos, así como la puesta en marcha de una investigación 'a fondo' sobre las causas y la naturaleza de este suceso.

La Xunta considera que el fuego fue intencionado

Por su parte el Cabildo de Gran Canaria ha pedido hoy extremar la precaución en la cumbre de la isla ante el elevado riesgo de incendios y ha prohibido el uso de fuego en las áreas recreativas y de acampadas, así como los fuegos artificiales y las hogueras en las zonas de alto riesgo de Gran Canaria, y la quema de residuos forestales y agrícolas durante el verano.

En cuanto al incendio declarado en el término municipal de Barjas (León) el pasado 8 de agosto, éste se encuentra ya controlado, tras arrasar más de mil hectáreas de terreno, especialmente de matorral.

El mismo día los efectivos del Servicio de Extinción de Incendios de la Junta de Castilla y León controlaron un fuego declarado en el término de Fonfría (Zamora) que llegó a alcanzar el nivel 2. De igual manera, el delegado territorial de la Junta en Zamora, Alberto Castro Cañibano, declaró el nivel 2 del Plan contra Incendios Forestales de Castilla y León (INFOCAL) en el incendio acaecido ese mediodía en el término municipal de Asturianos.

El pasado viernes la Guardia Civil detuvo en la localidad de Ponferrada al presunto autor del incendio, quien confesó que había causado el fuego por una imprudencia cometida cuando paseaba por el campo y se le cayó al suelo un objeto con fuego procedente de la pipa que fumaba, según se informó ese día.

Si embargo, el director general de la Agencia de Protección Civil, Luis Aznar, ha dicho hoy que las brigadas de investigación de incendios continúan con sus pesquisas y que parece ser que entre las causas del incendio 'hubo más que una pipa'.