Público
Público

Las fuertes lluvias y la niebla afectan al tráfico aéreo

Un temporal de viento y lluvia se ha instalado en la Península en las últimas horas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El temporal de viento y lluvia que se ha instalado en la Península en las últimas horas alteró hoy, aunque de manera leve, el funcionamiento de algunos aeropuertos españoles. Un total de 14 vuelos con origen o destino en el aeródromo de Sevilla resultaron afectados a consecuencia de la intensa niebla que a primeras horas de este martes cubría el aeropuerto sevillano. De esos 14 vuelos, los diez de llegada (uno de ellos procedente de Madrid Barajas) fueron desviados a otros aeropuertos. Los cuatro de salida fueron cancelados, informa Europa Press. El protocolo por baja visibilidad fue levantado a las 11.42. Desde entonces el aeropuerto de Sevilla funciona con normalidad.

Seis de los vuelos desviados, que procedían de Bilbao, Barcelona, Alicante, Valencia, Madrid y Burdeos, fueron conducidos al aeropuerto de Jerez. Otros tres, con salida en Bérgamo (Italia), Valencia y Barcelona, aterrizaron en el aeropuerto de Málaga. Finalmente, un vuelo procedente de Madrid regresó al aeropuerto de Barajas tras habérsele comunicado al despegar la situación del aeródromo de Sevilla. Además, se cancelaron cuatro vuelos de salida, con destino dos de ellos a Valencia y los otros dos a Bilbao y Bérgamo.

En Tarragona, las fuertes lluvias obligaron a cerrar durante dos horas el aeropuerto de Reus, en el que no operan vuelos comerciales desde el pasado 6 de noviembre, y a cerrar los accesos al polígono químico sur de Tarragona. Estas incidencias se sumaron a los cortes de la circulación ferroviaria durante la mañana en las líneas Tarragona-Salou y Tarragona-Reus debido al agua acumulada en las vías. Por la tarde, se restableció el funcionamiento de los trenes, informa Efe.

Además, 65 niños de entre 3 y 10 años fueron desa-lojados del Colegio de Ponent, en Tarragona, donde se habían quedado aislados por las lluvias. En Sant Carles de la Ràpita, una decena de vehículos fueron arrastrados por el agua, que también se llevó por delante la terraza de un bar del paseo Marítimo. Las previsiones meteorológicas siguen dando lluvias en toda Catalunya, excepto en el Pirineo.