Público
Público

La furgoneta bomba que acabó con los dos soldados españoles iba cargada con 30 kilos de explosivo y 150 de metralla

La Audiencia Nacional abre diligencias para investigar el atentado que acabó con la vida de dos militares españoles, que llegarán junto a los heridos esta tarde-noche a España

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La furgoneta pilotada por un conductor suicida que embistió el domingo al convoy español en Afganistán estaba cargada con cuatro proyectiles de artillería gruesa y un cohete de artillería, lo que equivale a 30 kilos de TNT y una cantidad de 150 kilos de metralla.

Este dato fue aportado por fuentes militares a la ministra Carme Chacón como primer avance de la investigación sobre el ataque suicida, que costó la vida al cabo primero Rubén Alonso Ríos y al brigada Juan Andrés Suárez García, según se limitó a informar en un comunicado el Ministerio de Defensa.

La titular de Defensa, que se trasladó a la Base de Apoyo Avanzado (FSB) de Herat (Afganistán) en la tarde de ayer y ya ha emprendido el viaje de regreso, se dirigió al contingente español y les dijo que 'estamos en Afganistán porque los que han arrancado la vida de nuestros dos compañeros amenazan al pueblo afgano y también a todas las mujeres y hombres libres del mundo. Desean someternos a su terror. También a nuestras familias, a las familias españolas'.

Además, Chacón insistió en que 'estamos en una misión que culminará cuando el pueblo afgano sea capaz de valerse por sí mismo y de vivir en paz y en libertad'.

El avión Hércules en el que viajan los restos mortales de los militares fallecidos, los tres heridos leves y la ministra, ya va camino de Manás (Kirguizistán), donde tomarán el avión con el que llegarán a España a última hora del día de hoy.

El juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno ha abierto diligecias para investigar el atentado que acabó con la vida de dos militares españoles. Moreno, que se encontraba de guardia la pasada semana, ha dado el primer paso para la apertura de un sumario al tratarse de un acción contra ciudadanos españoles en el extranjero, añadieron las citadas fuentes.