Público
Público

El futuro de las diputaciones agrieta el discurso del PSOE

Castellón defiende su continuidad poniendo como ejemplo su aeropuerto

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un día después de que el candidato del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, volviera a poner sobre la mesa el debate sobre el futuro de las diputaciones, esta discusión se trasladó a las filas socialistas. Y no todas las voces caminaron en la misma dirección.

Mientras el portavoz del Gobierno, José Blanco, se alineó con las tesis del exministro del Interior y se mostró 'claramente' a favor de la supresión de esas instituciones 'obsoletas', el presidente de la Junta de Andalucía hizo una férrea defensa de estos órganos de gobierno.

Así, José Antonio Griñán, afirmó que las diputaciones provinciales 'son unos buenos instrumentos de aprovisionamiento de servicios a municipios que de otro modo no tendrían'. No obstante, reconoció que 'es posible que tengan que cambiar algunas de sus funciones'.

El presidente andaluz señaló, además, que esta cuestión podrá ser abordada por los socialistas en la conferencia política que el PSOE celebrará a finales de septiembre.

También en contra de la desaparición de estos órganos se mostró el presidente de la Diputación de Badajoz, el socialista Valentín Cortés. Éste puso como modelo de funcionamiento la que él mismo preside, que, a su juicio, se ha 'adaptado' a los momentos actuales.

José Luis Cabezas, presidente en funciones de la Diputación de Ciudad Real, también socialista, aceptó una revisión de estos órganos de Gobierno, pero rechazó que puedan llegar a desaparecer, informa Europa Press.

Mientras, el líder del PSC en el Parlament, Joaquim Nadal, se mostró prudente sobre la cuestión. Aseguró que 'hace muchos años' defiende la supresión de estas instituciones pero que 'nadie ha sido capaz' de hacerlo.

Por su parte, El PP, siguió en su línea de defensa de las diputaciones. El vicepresidente primero de la Diputación de Castellón, Francisco Martínez, puso ayer como ejemplo 'más llamativo' de la necesidad de mantener las corporaciones provinciales el 'futuro aeropuerto Costa Azahar', impulsado por la institución de la que forma Carlos Fabra, presidente de los conservadores castellonenses. El citado aeropuerto fue inaugurado en plena campaña de las elecciones municipales de mayo, costó al menos 150 millones y desde entonces ningún avión ha recorrido sus pistas.

A pesar de ello, Martínez subrayó que 'sin el empeño de la diputación no se hubiera podido ejecutar una infraestructura que es de justicia'.

Tan solo la vicepresidenta primera de la Diputación de Granada, Luisa García Chamorro (PP), reconoció que tienen algunas funciones 'solapadas', pero defendió el apoyo que prestan a los municipios más pequeños.

La mayoría de los presidentes provinciales del PP que opinaron ayer (entre ellos los de Palencia, Cáceres y Zamora) suscribieron la tesis del partido y acusaron al candidato del PSOE de plantear un debate oportunista.

Por su parte, el conseller de Interior del Govern, Felip Puig (CiU), quiso recordar que en diputaciones como la de Barcelona, históricamente en manos del PSC, los socialistas han tenido 'intereses partidistas y clientelares' y que CiU siempre ha sido favorable a su eliminación. La federación gobierna en las cuatro diputaciones catalanas.