Público
Público

El gabinete de crisis del Gobierno acuerda enviar un avión a Trípoli

También pacta la aprobación de un plan de ahorro energético

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Comisión Delegada del Gobierno reunida este miércoles bajo la presidencia del jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, ha acordado enviar un avión a Trípoli, capital de Libia, para repatriar a los españoles que se encuentran en el país y aprobar un plan de ahorro energético ante posibles eventualidades de problemas de suministro.

El denominado gabinete de crisis del Gobierno se ha reunido en el Palacio de La Moncloa para abordar la situación en el mundo árabe y, en concreto, los graves incidentes en Libia, donde Muamar el Gadafi ha recrudecido la represión contra las revueltas.

En el encuentro, según informaron a Europa Press fuentes del Ejecutivo central, se ha encargado al ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, un plan de ahorro energético para que sea aprobado en el Consejo de Ministros del próximo viernes ante la eventualidad de problemas de suministro dada la dependencia energética de España respecto al país norteafricano.

España tiene numerosos intereses en Libia, de especial relevancia en el sector energético, con empresas importantes como Repsol o Indra. Además, el país norteafricano bombea unos 1,6 millones de barriles de petróleo al día, lo que le convierte en el tercer mayor productor de crudo de Africa, sólo por detrás de Nigeria y Angola. En el marco de la UE, suministra además gas a Italia (el 12% de las importaciones) y a España (el 1,5% de las importacioes).

La petrolera Repsol ha anunciado además la suspensión de todas sus operaciones en Libia ante la situación de violencia e incertidumbre que vive el país. El grupo que preside Antonio Brufau tiene entre el 3,8% y el 4% de su producción en el país norteafricano, donde contaba con aproximadamente una veintena de trabajadores.

Otras petroleras europeas como la italiana Eni, con un 14% de su producción en Libia, así como la austriaca OMV (9% de su producción), la francesa Total (3%) o Statoil (0,2%), así como BP y Shell (sólo con operaciones de exploración en el país) también han anunciado la evacuación de su personal.

La Comisión Europea, no obstante, ha garantizado a España que no tendrá problemas de abastecimiento si se corta el suministro de gas procedente de Libia, ya que puede ir fácilmente a otros países y conseguir el gas ahí.

Asimismo, el denominado gabinete de crisis ha acordado enviar un avión oficial que partirá esta misma noche hacia Trípoli para trasladar hasta España a los nacionales que todavía permanecen en Libia y que así lo soliciten.

La ministra de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Trinidad Jiménez, ha cifrado este miércoles en el Senado en unos 90 los españoles que se encuentran a día de hoy en el país norteafricano.

De ellos, unos 40 españoles serán trasladados a España en un avión fletado por la petrolera Repsol, mientras que el medio centenar restante lo podrá hacer en el avión que enviará el Ejecutivo.