Público
Público

El gabinete en la sombra

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Hay quien dice que los mercados han ganado a la política, que llega la época de los tecnócratas. Yo os digo que llega la época de los buenos gobernantes elegidos por los ciudadanos', dijo ayer Rajoy ante 10.000 personas en Zaragoza. Bueno, no es que 'alguien' lo diga. En Grecia e Italia han caído dos gobiernos en una semana. Mientras en el país heleno se ha nombrado primer ministro a Lukas Papadimos, exvicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), las fuerzas políticas tienen la intención de designar a Mario Monti, ex comisario europeo y ex asesor internacional de Goldman Sachs, presidente del Gobierno italiano.

En España, el gobierno de técnicos no es una novedad. El franquismo utilizó este tipo de gabinetes como mascarón de proa. Pero hay algo en la nuez misma de esta idea que mistifica la realidad. Veamos. ¿Quién es Papadimos? Entre 1985 y 1993 fue el director del servicio de estudios del Banco de Grecia, más tarde ocupó el cargo de subgobernador y en 1994 fue nombrado gobernador hasta 2002, cuando pasó a ser vicegobernador del Banco Central Europeo.

Nadie sabe quién sería el zar de la economía en un Gobierno de Rajoy

Por tanto, el 'tecnócrata' Papadimos tenía bajo control el banco central griego cuando éste era un banco central de verdad, con capacidad de emitir dracmas y bajar o subir los tipos de interés en función de la mayor información sobre la economía, pública y privada, de que alguien podía disponer en dicho país. Nadie podía conocer mejor que Papadimos la situación presupuestaria. Y mira por dónde, fue él quien estaba al frente del banco central en 2001 cuando, precisamente, Goldman Sachs hizo la ingeniería financiera para enmascarar préstamos, lo que permitió a Grecia cumplir las exigencias de Bruselas. Por lo que se refiere a Italia, en los años noventa, los gobiernos de los exgobernadores del Banco de Italia, Carlo Azeglio Ciampi y de Lamberto Dini, fueron, respectivamente, un breve episodio en la crisis política y económica italiana.

Pero, al hilo de que, según Rajoy, llega la época de los buenos gobernantes, cabe preguntarse por qué cuando la crisis y el paro mueven estas elecciones, no existe entre los ciudadanos la más elemental idea sobre quién puede ser el rey Midas o el Zar de la economía, el hombre y el equipo que van a iluminar el final del negro túnel de la depresión.

La ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, suele decir en privado que la gente del Eurogrupo le ha preguntado a menudo durante largos meses qué podía decirles sobre el equipo de Rajoy porque lo que advertían a través de los medios de comunicación les provocaba cierta desconfianza. La ministra, según fuentes fidedignas, ha contestado todo este tiempo no tener la menor idea sobre el posible gabinete en la sombra, más allá de las personas que suenan en los círculos de poder.

El enigma sobre la política económica del PP provoca recelo en los líderes de la UE

Pero así están las cosas. La campaña discurre por otros lados. Aznar y González. ¿Acaso se levantan por la mañana y aplican lo que hacía decir Sartre a uno de los personajes de su obra de teatro Nekrassov? Aznar ha acusado a Zapatero de dar una 'puñalada' en el corazón de la confianza en la economía española al aceptar una quita en la deuda y a Rubalcaba de otra puñada por pedir un aplazamiento de dos años en el cumplimiento del déficit. Y González: 'Rubalcaba tendrá el coraje de decirle a Angela Merkel que hay que cambiar la política europea'. Sibilot, el personaje de Nekrassov, decía, por cierto, que se mentía a sí mismo, que era indispensable que él fuera el primer engañado.