Público
Público

Galicia, Navarra y Madrid, a la cola en prevención de incendios

Ecologistas en Acción alerta de un verano «muy grave» de siniestros forestales.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Cuando se cumple un año del dramático incendio que costó la vida a cinco bomberos en Horta de Sant Joan, Ecologistas en Acción quiso llamar la atención sobre la importancia de las tareas de prevención para evitar para evitar los conatos que, en determinadas condiciones, se convierten en esos incendios ingobernables. Un apartado, el de prevenir antes que curar, en el que suspenden Galicia (que representa el 7,5% de la masa forestal española), Navarra (2,5%) y Madrid (1,5%), tres comunidades que gastan muy poco en preparar el monte contra los incendios, y que prefieren destinar los recursos a los materiales de extinción.

'Luce más una foto con un aeronave', ilustró el coordinador de la ONG, Theo Oberhuber, durante la presentación del informe Luces y sombras de la lucha contra los incendios forestales, en el que critican especialmente la escasa labor preventiva que realizan las administraciones. Oberhuber denunció además que se invierte más en medios de extinción porque mueve muchos más intereses económicos que las labores preventivas que, sin embargo, crearían muchos más puestos de trabajo.

Galicia, y en general toda la zona noroeste del país, está especialmente expuesta a sufrir graves incendios, tanto por su condiciones naturales, como porque en el último presupuesto se ha recortado notablemente la partida dedicada a la prevención.

Un error que en determinadas autonomías se sumará a las propicias circunstancias que se dan este verano. '[Los incendios] tienen las condiciones esenciales para producirse: combustible tras el incremento de vegetación por las lluvias, elevadas temperaturas, falta de humedad y viento', añadió. 'Es muy fácil vaticinar un agosto y septiembre muy graves, en las próximas semanas el número de incendios forestales y su gravedad se puedan disparar'.

Las autonomías que mejor trabajan en prevención son Castilla y León, Extremadura y Andalucía, aunque los ecologistas lamentan que esta última ha recortado en exceso su inversión. Oberhuber reclamó una mayor coordinación entre administraciones para evitar que la disparidad normativa y de inversión juegue en favor de los grandes incendios.