Público
Público

Gallardón considera "discriminación" a los madrileños el permitir a Catalunya endeudarse

"No tenemos ninguna protesta que hacer al 'sí' de ayer de Zapatero a Cataluña, sino al 'no' de antes de ayer a Madrid", afirma

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, ha asegurado que la autorización que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha dado a Cataluña para endeudarse es 'una discriminación clara' a los madrileños. 'Las decisiones que ha tomado el presidente del Gobierno significan una discriminación clara a los madrileños. Se ha atendido de manera diferente esas necesidades en unos casos y otros', ha opinado el primer edil durante una rueda de prensa convocada a última hora por el Consistorio.

Además, Gallardón ha rechazado entrar a valorar las necesidades reales de refinanciación y endeudamiento que tiene la Generalitat de Cataluña, y ha asegurado hasta en tres ocasiones que 'de ninguna forma' pretende elevar 'una protesta ni discrepancia con el hecho de que se haya atendido la petición de Cataluña, sino con que se haya discriminado a Madrid'.

'No tenemos ninguna protesta que hacer al 'sí' de ayer de Zapatero a Cataluña, sino al 'no' de antes de ayer a Madrid', ha afirmado, recordando a renglón seguido que, además, las peticiones 'no eran ni siquiera homogéneas' porque la capital pretendía 'única y exclusvamente' refinanciar su deuda mientras que la Generalitat quiere ampliar sus créditos.

En este sentido, el primer edil ha señalado que no eran 'ciertas' las razones argumentadas por Zapatero, para rechazar las peticiones que le planteó en la reunión que mantuvieron en La Moncloa, ya que el presidente apuntó a criterios económicos para la negativa --mantenimiento de los objetivos de déficit y cumplimiento del Plan de Estabilidad-- mientras que en realidad se trata de 'razones políticas'.

'Estamos obligados a hacer una manifestación dolorosa de lo que supone un trato desigual a unos españoles y otros por parte del presidente', ha indicado, insistiendo en que este comportamiento es 'de una gravedad política muy importante' porque 'se establece una discriminación expresa' a favor de unos ciudadanos en detrimento de otros.