Público
Público

Gallardón recurre al TS para levantar el minivaticano

Los vecinos ven al alcalde madrileño "en manos de la Iglesia"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Entre satisfacer a la Iglesia o acatar una sentencia y escuchar a los vecinos de la Cornisa del Manzanares, el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz- Gallardón (PP), decide pronto. Unos minutos después de que los vecinos celebraran la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), que la semana pasada obligó al ayuntamiento a paralizar el proyecto de construir un minivaticano en el parque de Las Vistillas, el consistorio anunció que recurrirá al Supremo la decisión del tribunal.

La razón esgrimida fue la misma que el lunes apuntó el gran beneficiado de la operación urbanística, el Arzobispado de Madrid: 'La problemática no es jurídica. Es un mero defecto formal', apuntó el vicealcalde Manuel Cobo.

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid anuló el permiso para la construcción

'Los servicios jurídicos [del ayuntamiento] consideran que no es adecuada ni correcta la interpretación de esos aspectos formales' en la sentencia, añadió Cobo, quien incidió en que el recurso se presentará la próxima semana.

Aunque desde el arzobispado no hubo reacción oficial, fuentes de la diócesis mostraron su 'satisfacción' por la 'clara respuesta' del consistorio. La posibilidad de que Benedicto XVI bendiga la primera piedra de las obras, en agosto de 2011, sigue en pie.

Los vecinos y el PSOE municipal recuerdan que el TSJM anuló el acuerdo del Consejo de Gobierno, de octubre de 2007, que autorizó la modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Madrid, con el que se pretendía acometer una remodelación en el entorno de la Basílica de San Francisco el Grande, al considerar que la intervención carece de un plan urbanístico 'protector'.

El arzobispadoy el ayuntamiento reducen el problema a un 'defecto formal'

Antes del anuncio de Cobo, los vecinos habían comparecido ante los medios en el parque de Las Vistillas.

Su portavoz, David Jiménez, pidió una reunión con el alcalde, 'que hasta ahora se ha negado a recibir a los representantes vecinales'. Tras conocer las intenciones del ayuntamiento, Jiménez criticó con dureza cómo 'Gallardón ha vuelto a ponerse en manos de la Iglesia'.

Tanto los vecinos como el portavoz socialista en el ayuntamiento, David Lucas, manifestaron su preocupación poco después confirmada porque el consistorio buscara 'alguna triquiñuela legal' para continuar con el proyecto, que pretende edificar 25.000 metros cuadrados en una zona de alto valor histórico y medioambiental.

Para Lucas, la sentencia del TSJM es 'clara, precisa y concisa y declara la nulidad del acuerdo' que modifica el PGOU en el ámbito de la Cornisa de San Francisco-Seminario y que 'lesiona los derechos de los ciudadanos y el patrimonio histórico'. El Grupo Socialista pedirá ante el pleno del ayuntamiento que Gallardón 'cumpla con la sentencia' y habilite 'un plan de protección para evitar que en el futuro se cometan nuevas tropelías'.

Tras el anuncio de Cobo, Lucas afirmó que 'el ayuntamiento ha perdido una oportunidad magnífica para evitar un atropello patrimonial, paisajístico y medioambiental'. 'Gráficamente, es Saturno devorando a sus hijos, atropellando el derecho de los ciudadanos a defender sus derechos y colocándose del lado de la Iglesia', ilustró. 'Este alcalde pasará a la historia como el que destrozó el último vestigio puro que quedaba en Madrid', concluyó.