Público
Público

Garzón declarará el 14 de diciembre por los cursos de Nueva York

El Supremo cita al magistrado como imputado por prevaricación y cohecho por unos supuestos cobros recibidos entre 2005 y 2006

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Tribunal Supremo ha citado a declarar el próximo 14 de diciembre en calidad de imputado al juez Baltasar Garzón por el caso de los supuestos cobros durante su estancia en Nueva York entre 2005 y 2006.

La sala segunda del Supremo ha dictado una providencia en la que además cita a declarar un día antes como testigo a la funcionaria judicial María del Mar Bernabé, que acompañó a Garzón a la ciudad estadounidense.

Ese mismo día han sido citados también a declarar en calidad de peritos dos agentes de la Guardia Civil de la Unidad Central de Delincuencia Económica (UDEF), que participaron en la elaboración del informe sobre las cuentas bancarias y declaraciones tributarias de Garzón, solicitado por el Supremo.

La decisión del tribunal se produce después de que la sala segunda haya recibido la información solicitada a las autoridades judiciales de Estados Unidos a través de la comisión rogatoria cursada para que Citibank remitiera al tribunal los movimientos de la cuenta del juez en dicha entidad.

El magistrado instructor de la causa en el Supremo, Manuel Marchena, justificó la necesidad de llevar a cabo esas nuevas diligencias en los resultados de un informe que recibió de la Guardia Civil sobre el origen de los ingresos de Garzón entre 2005 y 2006 que no se correspondieran con las cantidades abonadas en concepto de nómina por su condición de magistrado de la Audiencia Nacional.

La investigación sobre los cobros de Garzón, suspendido de sus funciones en la Audiencia Nacional desde el pasado mes de mayo, se abrió a raíz de la querella de los abogados José Luis Mazón y Antonio Panea contra el juez, al que acusan de prevaricación y cohecho por recibir presuntamente del Banco Santander más de 302.000 dólares durante su estancia en la Universidad de Nueva York y archivar después una querella contra directivos del banco, hechos por los que ya declaró como imputado en abril de 2010.