Público
Público

Garzón, "el enamorado de la propaganda", y el frenazo a Guantánamo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'No es fácil imaginar a este enamorado de la propaganda que es Garzón desconectado de la máquina de hacer titulares de prensa a menos que se le obligue a hacerlo'. Las declaraciones salen directamente de la embajada de EEUU en Madrid en 2007 y tienen relación con el intento del juez por investigar las torturas en Guantánamo.

Una vez más, las revelaciones de Wikileaks demuestran el poder de control de EEUU sobre las instituciones españolas. El País hace un inciso especial en las relaciones de algunos fiscales como Javier Zaragoza y Vicente González Mota.

En especial, el caso del primero, que como demuestran los cables diplomáticos, corrió con toda celeridad en varias ocasiones a avisar al embajador estadounidense de turno dela apertura de alguna causa contra EEUU.

Bien por el asesinato de Couso en Irak en 2003, bien por las intentonas del juez Garzón por abrir una investigación por las torturas en Guantánamo, bien por la desclasificación de los documentos sobre los vuelos ilegales de la CIA.

Zaragoza se reunió el 14 de abril de 2009 con dos altos cargos de la embajada para explicarles todos los pormenores de la causa que quería abrir Garzón contra altos cargos de la Administración estadounidense por las torturas en Guantánamo. Dos días después salía el primer cable confidencial desde Madrid para Washington. 

Pero no quedó ahí. Zaragoza les prometió que haría todo lo posible por evitar que Garzón se ocupara del caso y que prefería que lo llevara el juez Ismael Moreno, según cuenta El País. El fiscal tenía un plan: Acusar a Garzón de no haber querido abrir la causa en cinco años, enlos que se suponía que había recibido numerosas denuncias de uno de los presos. Después, el embajador mandó la definición antes citada de Garzón.