Público
Público

Garzón: "Los españoles creemos vivir en la cueva de Alí Babá"

El juez ha insistido en la necesidad de alejar el poder judicial del ejecutivo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El juez y asesor del Tribunal Internacional de La Haya, Baltasar Garzón, ha afirmado que, debido a la corrupción generalizada, 'los españoles creemos que vivimos en la cueva de Alí Babá'.

Baltasar Garzón se ha pronunciado así durante su conferencia en el Paraninfo de la Universidad de Sevilla. En ella ha hablado sobre la relación entre economía y corrupción, en el marco del ciclo sobre Economía y Sociedad del Centro Andaluz de Estudios Empresariales.

Para el magistrado, 'la credibilidad de una formación política debe radicar no sólo en la coherencia ideológica de sus propuestas y en el carácter democrático de sus mecanismos, sino también en la transparencia de sus recursos y en la solvencia de sus finanzas, porque ello va a ser la muestra de la honradez de sus dirigentes'.

El que fuera juez de la Audiencia Nacional ha afirmado que 'la corrupción supone un riesgo a la existencia de los valores democráticos', con el problema añadido de ser 'un fenómeno aceptado socialmente'.

Para el magistrado jienense, las reivindicaciones de los miembros del 15-M provienen de 'la desigualdad de respuesta de las instituciones frente a los que ostentan más poder'. Algo que, según el juez, 'conlleva la falta de credibilidad de la democracia' y hace que aumente el desinterés en defensa de lo público, al tiempo que provoca la apatía frente a la privatización del Estado. Y ello debido a que los corruptos 'se creen dueños de los servicios públicos'.

Sobre la corrupción, el magistrado ha insistido en la necesidad de crear un sistema de investigación 'fuera de toda duda', considerando que la creación de una agencia independiente sería de gran ayuda. El asesor del Tribunal Internacional de la Haya ha resaltado que hay que evitar acercase a países como Italia, donde las mafias controlan un capital equivalente al 15 % del PIB, destruyendo el tejido económico y social desde dentro.

Garzón ha hecho referencia a un estudio del CIS del pasado junio, que cifraba en más del 80 % a los españoles que piensan que la corrupción se centra en la construcción, la concesión de obras públicas, la política y la Policía. Algo que, aunque sea una percepción 'exagerada', muestra la falta de implicación de los ciudadanos con el problema.

El juez ha expresado su convencimiento de que en la lucha contra la corrupción debe participar toda la sociedad y ha insistido en la necesidad de alejar el poder judicial del ejecutivo.  

Ayer, la Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) concedió una excedencia voluntaria al magistrado del Tribunal Supremo Adolfo Prego. El juez, que fue el primer ponente de la causa abierta contra Garzón por su investigación sobre los crímenes del franquismo, se marcha para ejercer la abogacía. Con esta decisión tan poco habitual, el Supremo se queda sin el líder del sector más conservador de la Sala Segunda.