Público
Público

Garzón reconsidera su persecución de los 'dos de Guantánamo'

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La extradición a España de dos musulmanes residentes en Reino Unido puede colapsar por las secuelas traumáticas diagnosticadas en ambos desde su liberación de Guantánamo, el pasado diciembre. 'Las pruebas médicas son convincentes. Pedimos la retirada de la petición de extradición o la no oposición a su puesta en libertad', señaló ayer Edward Fitzgerald, abogado de Jamil Al Banna y Omar Deghayes, en el Tribunal de Westminster.

Buscando una pronta resolución del polémico caso, Fitzgerald planteó una disyuntiva al juez Baltasar Garzón, quien persigue a ambos por su presunta conexión con la red española de Al Qaeda. El magistrado de la Audiencia Nacional puede rechazar los informes médicos de la defensa y solicitar nuevas pruebas a cargo de expertos nombrados por la fiscalía inglesa, que actúa en su nombre en el Tribunal londinense. Pero esta opción tiene una contrapartida. El abogado de Al Banna y Deghayes forzará entonces a Garzón a desvelar datos sobre sus respectivos arrestos, traslado y presidio en la base estadounidense.

Fitzgerald quiere saber si el juez español solicitó a EEUU la extradición de sus clientes, si ambos fueron interrogados en Guantánamo por agentes españoles y si los aviones que los condujeron ilegalmente al penal militar cruzaron o hicieron escala en España. Mientras Garzón reconsidera su estrategia, continúa la campaña popular contra el proceso de extradición. Ambos están en libertad condicional con fianzas aportadas por la actriz Vanessa Redgrave y con el apoyo del Nobel en Literatura, Harold Pinter, entre otras personalidades.