Público
Público

Garzón recurre la negativa a practicar pruebas del TS en el 'caso de los cobros'

Sostiene que el instructor ha eliminado "de un plumazo" el derecho de defensa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La defensa de Baltasar Garzón ha recurrido la negativa del Tribunal Supremo a practicar las pruebas que solicitó para demostrar que el juez no incurrió en ilegalidad alguna por los cobros durante su estancia en Nueva York. En su recurso de apelación, los abogados de Garzón insisten en solicitar que la Universidad de Nueva York facilite por comisión rogatoria las nóminas percibidas por el juez y que se tome declaración, por el mismo conducto, a cuatro responsables del centro educativo.

El juez instructor de la causa, Manuel Marchena, rechazó la petición de información alegando que cuando él la solicitó a la universidad, esta respondió con 'contumacia' y que no iba a permitir expedición de documentos 'al dictado' del querellado. Sin embargo, los abogados del juez denuncian que la solicitud de Marchena se ha realizado al margen del tratado bilateral que regula una petición de este tipo y que, aún así, todas ellas han sido atendidas 'sin la contumacia' que denuncia el instructor. Además, con esta negativa 'se elimina de un plumazo el derecho de la defensa a proponer diligencias de instrucción', alegan.

En el mismo sentido, el recurso de apelación señala que la solicitud de las nóminas no tiene otro fin que acreditar el hecho de que Garzón 'percibió exclusivamente de la Universidad de Nueva York un salario constante, periódico y regular', y que, por tanto, esta petición no puede calificarse de 'impertinente', como hizo Marchena en el auto en el que rechazaba las pruebas solicitadas por los abogados del juez.

En cuanto a la toma de declaración de los testigos citados, el juez instructor se limitó a expresar que no superaban 'el juicio de pertinencia', sin ofrecer más argumentos. Esos testimonios, por contra, resultan 'indispensables para el esclarecimiento de los hechos denunciados, no pudiendo ser calificados de irrelevantes o impertinentes sin incurrir en contradicción con los actos propios del instuctor', rebate el recurso de apelación.

Sin embargo, Marchena había ordenado con anterioridad a la policía que le informara sobre el domicilio de los testigos que requieren los abogados. 'Esta solicitud de información es una de las razones por las que causa sorpresa el hecho de que ahora dichas declaraciones resulten impertinentes o sin interés', alegan.