Público
Público

Garzón recusa a otro juzgador de las escuchas de 'Gürtel'

Añade a Marchena a los magistrados contaminados por instruirlos cobros de Nueva York

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Baltasar Garzón amplió ayer a otro magistrado el incidente de recusación presentado a principios de mes contra cinco de los previstos para juzgarle por las escuchas del caso Gürtel. Se trata de Manuel Marchena, al que la defensa considera contaminado por ser el instructor de la tercera causa abierta contra el juez de la Audiencia Nacional por el Alto Tribunal en un intervalo de seis meses, en concreto, la que investiga el patrocinio de los cursos que impartió en la Universidad de Nueva York.

Marchena no formaba parte de la Sala de Admisión de la querella que dio origen al procedimiento y que fue objeto del incidente de recusación original presentado por Garzón, en el que se cuestionaba la imparcialidad de los cinco magistrados que la formaban por haber resuelto los recursos interpuestos durante la instrucción.

La Fiscalía del Supremo la ha apoyado y los jueces aludidos deberán ahora pronunciarse sobre si se apartan voluntariamente del juicio o defienden su imparcialidad. El juicio está previsto para el día 29, pero parece complicado que dé tiempo a resolver antes el incidente.

Tanto Marchena como Joaquín Giménez fueron incluidos como miembros del tribunal juzgador en el auto de admisión de pruebas. La defensa es consciente de que la recusación de este magistrado es insólita, pero tampoco hay precedentes de que el aforado se enfrente a la vez a tres causas.

Su principal argumento se basa en eso: '¿Puede sostenerse sin margen a dudas y recelos que quien instruye una causa, practicando diligencias de indiscutible signo incriminatorio contra el juez aforado', no quede por ello condicionado para formar parte del tribunal que va a juzgar al mismo imputado por prevaricación?

Las últimas diligencias ordenadas por Marchena para investigar el patrocinio de los cursos dados por Garzón han consistido en insistir en una comisión rogatoria a Estados Unidos, al poner en tela de juicio los datos ofrecidos por el juez imputado y la universidad para la que trabajó.