Público
Público

La Generalitat de Catalunya rebaja su cálculo sobre el déficit de 2012 al 2%

El dato dado a conocer hoy pone de manifiesto que Catalunya se quedó a cinco décimas de cumplir el objetivo de déficit marcado para 2012, que era del 1,5 % del PIB y que gastó 4.000 millones más de lo que ingres&oac

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Catalunya cerró 2012 con un déficit del 2% del PIB, tres décimas menos de los cálculos hechos públicos por el gobierno catalán el mes pasado, según los cálculos del conseller de Economía de la Generalitat, Andreu Mas-Colell.

En una comparecencia en el Parlamento catalán, Mas-Colell ha explicado que el último análisis de su departamento sobre el sector público ha deparado esta nueva estimación, que es más ajustada a la realidad que la anterior aunque no completamente 'definitiva', ha advertido. En cualquier caso, el dato dado a conocer hoy pone de manifiesto que, si bien Catalunya no cumplió con el objetivo de déficit marcado para 2012, que era del 1,5 % del PIB, se quedó a cinco décimas. Ese 2% del PIB de déficit supone que la Generalitat gastó unos 4.000 millones más de los que ingresó el año pasado, aunque el conseller ha destacado el esfuerzo por recortar el gasto que ha hecho la administración catalana en los últimos años.

Aunque el dato definitivo sobre el déficit público de Cataluña en 2012 lo dará a conocer la Intervención General del Estado, Mas-Colell entiende que no debería variar mucho de las estimaciones del gobierno catalán.

Durante su comparecencia, Mas-Colell ha asegurado que está a la espera de que la UE flexibilice el objetivo de déficit a España, para que el Gobierno haga lo propio con las autonomías. Por ello calcula que los presupuestos de la Generalitat para 2013 no estarán listos hasta el mes de abril.

Al presentar las primeras estimaciones sobre el déficit de 2012, el gobierno catalán culpó al Gobierno de ponerle 'trabas' en el objetivo del déficit. Según el Govern, el recorte de ingresos finalistas del Estado –que la Generalitat ha tenido que compensar (296 millones)–; el incumplimiento de la disposición adicional tercera del Estatut (211 millones), actuaciones del Estado que han hecho gastar al gobierno catalán (138 millones) o el menor impacto económico de las medidas puestas en marcha por Cataluña en salud, educación y bienestar (866 millones) le provocaron dejar de contar en 2012 con 1.511 millones de euros, el 0,77 % del PIB.

Catalunya se suma así a las demás autonomías que ya han hecho oficiales sus cuentas.  El pasado 12 de febrero, el presidente extremeño, José Antonio Monago, también anunció que su comunidad cerró 2012 con un déficit del 0,97 % de su Producto Interior Bruto (PIB), es decir, más de medio punto por debajo del objetivo fijado, que era del 1,5 %.

Por su parte, la presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, hizo públicos sus datos el pasado 5 de febrero y anunció que esta autonomía cumplió el objetivo de déficit fijado para 2012 al cerrar el ejercicio con una desviación del 1,48% del PIB.