Público
Público

La Generalitat fracasa en la primera reunión para evitar la huelga

Los médicos catalanes mantienen el pulso por los recortes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La huelga en la sanidad catalana para los días 15 y 16 de noviembre sigue en pie. Después de más de cuatro horas de reunión, el sindicato mayoritario Metges de Catalunya, la patronal sanitaria y el Departament de Salut no fueron capaces ayer de llegar a un acuerdo.

Las relaciones entre los trabajadores sanitarios y la Generalitat siguen siendo tensas por culpa de la convocatoria de huelga, que afectará a los centros de atención primaria y hospitales públicos y concertados. Y también porque los cinco sindicatos mayoritarios de salud presentaron ayer un manifiesto en el Parlament y por la disputa sobre los presupuestos de 2012.

Metges de Catalunya insiste en que se vuelva al presupuesto de 2010

A pesar de que el departa-mento insiste en que la reunión que tuvo lugar ayer en las oficinas de la Conselleria de Treball se desarrolló en términos 'cordiales', la realidad es que no hubo acuerdo, ni siquiera un atisbo de acercamiento entre las partes.

El gran caballo de batalla son los presupuestos para el 2012. El sindicato mayoritario, Metges de Catalunya, pide que se vuelva a las cifras aprobadas en 2010 porque la diferencia respecto a 2011 es de más de 1.000 millones de euros, recortados durante este último ejercicio. Ante esta propuesta, que no es la única pero sí la más contundente, Salut se cerró en banda al considerarla 'imposible' e 'inviable porque supone obviar una crisis que va más allá de la sanidad'. Además, los gestores catalanes recordaron que los presupuestos son aprobados por el Parlament, 'donde no tenemos acceso'.

No hay acuerdo tampoco sobre recuperar las condiciones laborales de los trabajadores y la calidad asistencial anteriores a los recortes, pese a que el sindicato puso sobre la mesa un pequeño matiz: volver a la situación anterior a los recortes de una forma escalonada a partir del 1 de enero.

Los sindicatos y Salut no llegaron a un pacto sobre los servicios mínimos

Ante la situación de incomprensión, todo apunta a que los días 15 y 16 de este mes, los centros sanitarios catalanes sólo mantendrán los servicios mínimos cirugías oncológicas, urgencias y asistencia a ingresados como protesta contra los recortes sanitarios. Tampoco hubo acuerdo sobre los servicios mínimos las dos jornadas de paro.

Coincidiendo con la reunión, unos 300 trabajadores sanitarios se concentraron en el lugar en el que empezaron los recortes, el Parlament, para entregar un manifiesto a favor de la sanidad pública firmado por CCOO, UGT, Satse y Catac-Cts. En el documento, dirigido a la presidenta Núria de Gispert, los sindicatos denuncian que la Generalitat pretende 'trocear' el Instituto Catalán de la Salud para 'venderlo en pequeñas dosis a grupos privados'.

Algunos políticos, como la diputada del PSC en el Parlament y exconsejera de Salut Marina Geli, se pronunciaron a favor de los facultativos, exigiendo al Govern que 'recupere el presupuesto del año 2010'.

Además, el malestar ante la situación en la sanidad catalana ha crecido en los últimos días al saberse que un ambulatorio del Vallès Occidental cobró 12,5 euros por la vacuna contra la gripe a un grupo de usuarios, según denunció ayer UGT.

Según el portavoz sindical Luis de La Torre otros ambulatorios aparte del del Vallès han estado cobrando por un servicio que siempre había cubierto la Seguridad Social. 'Creemos que el ICS debe pedir disculpas', explicó La Torre. El Institut Català de la Salut ha admitido el error y ha asegurado que devolverá el importe cobrado.