Publicado: 02.12.2014 13:22 |Actualizado: 02.12.2014 13:22

La Generalitat presenta unos Presupuestos de 2015 con unos números rojos de 2.500 millones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El conseller de Economía y Conocimiento, Andreu Mas-Colell, ha presentado este miércoles en el Parlament los Presupuestos de la Generalitat para 2015, unas cuentas que según ha dicho, "tienen un alto contenido político", ya que reclama al Estado dos grandes objetivos: un reparto justo de los ingresos y del cálculo del objetivo de déficit, y el pago de deudas históricas a la administración catalana.

Así lo ha explicado en una breve comparecencia a los medios en el Parlament, después de presentar a la presidenta de la cámara catalana, Núria de Gispert, el lápiz de memoria que incluye el proyecto de Presupuestos de 2015, que prevé unos ingresos de 19.981 millones, unos gastos de 22.481 millones (unos números rojos de 2.500 millones) y un déficit del 0,7%. Según Mas-Colell, con el sistema de financiación actual, el Govern cuenta con "2.500 millones de euros menos de los necesarios para cubrir el gasto", y sobre las cuentas de 2015 por partidas, la principal es la destinada a salud, seguida por educación, bienestar social y pago de deudas. Así, Mas-Colell ha aseverado que para el Govern, el gasto social sigue siendo un objetivo "prioritario", ya que representa el 71,2% de los recursos disponibles.

En este sentido, se ha congratulado porque el proyecto de presupuestos prevé que los empleados públicos recuperen las 14 pagas y que los interinos vuelvan a trabajar el 100% de su jornada y al sueldo, frente a la reducción del 15% que han sufrido durante los últimos años.

Según el conseller, las cuentas son un reflejo de la "situación anómala" de las finanzas de la Generalitat, ya que pese a que Catalunya ha empezado a salir de la crisis, los ingresos disponibles del Govern para 2015 vuelven a retroceder. "Las finanzas de la Generalitat siguen inmersas en una situación muy difícil", ha afirmado el conseller, que ha asegurado que la capacidad de decisión que tiene el Govern es totalmente insuficiente y que es necesario invertir esta situación.

Por su parte, De Gispert ha explicado que se prevé, en el próximo mes y medio, una "agenda apretada" en relación a las cuentas catalanas, que prevén aprobar definitivamente en el pleno del 4 y 5 de febrero del año que viene. Tras la publicación este martes del proyecto de ley en el Butlletí Oficial del Parlament de Catalunya (BOPC), se abre el plazo para presentar enmiendas a la totalidad al texto hasta el lunes 15 de diciembre, y dos días después se prevé el debate respectivo para saber si sigue su trámite parlamentario. Una vez superado este debate, los grupos dispondrán de una semana más para presentar enmiendas al articulado, cuya relación se publicará en el BOPC a finales de diciembre.

Entre el 19 al 23 de enero se producirá el debate de totalidad de las secciones presupuestarias en las respectivas comisiones, y tras la publicación en el BOPC del dictamen de la comisión, habrá tres días para poder pedir dictamen al Consell de Garanties Estatutarias. Si ningún grupo recurre al Consell de Garanties, el debate final de los presupuestos se llevará a cabo el 3 y 4 de febrero junto con la ley de acompañamiento, cuyo calendario de tramitación es muy parecido al de las cuentas.