Público
Público

La Generalitat ve en riesgo el pago de sus nóminas

El portavoz parlamentario de CiU, Oriol Pujol, dice que Mas quiso lanzar un mensaje de austeridad al viajar ayer a Madrid en clase turista.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El esperado encuentro entre el president de la Generalitat, Artur Mas, y José Luis Rodríguez Zapatero, que se celebrará el lunes, no será un camino de rosas. Así lo dio a entender ayer el Govern, que mandó diversos SOS sobre su situación económica.

Abrió el fuego el secretario general adjunto de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC), Oriol Pujol, que no tuvo inconveniente en comentar que la situación financiera de la Generalitat es tan 'dramática' que 'prácticamente no se pueden pagar las nóminas' de los funcionarios.

'Si la situación financiera es de tal gravedad, ¿no es importante que el presidente de la Generalitat lance un mensaje?', se preguntó en una entrevista en COM Ràdio. El nuevo hombre fuerte de CDC se refería así al viaje en low cost que el president Mas hizo ayer a Madrid: 'Estamos jodidos, la situación es muy complicada financieramente hablando y yo voy en clase turista de la forma más austera posible'.

Esta defensa de la clase turista contrasta con la opinión del ex presidente catalán Jordi Pujol, que en julio de 2007 criticó a José Montillapor desplazarse a Portugal en una compañía aérea de bajo coste en un viaje institucional. Para el hijo del ex president, la contención de gastos actual difiere del 'festival de pagar sueldos a tutti quanti' de tiempos del Tripartito.

Tras las palabras de Oriol Pujol, el Govern se apresuró a puntualizarle tirando de matices semánticos. Su portavoz, Francesc Homs, especificó que la situación económica no es 'dramática' sino 'delicada' y se dirigió a los casi 200.000 funcionarios catalanes para decirles que 'no hace falta que se preocupen'.