Público
Público

Los gitanos exigen al Gobierno que les defienda del racismo

Las asociaciones tachan de xenófobas las deportaciones de Francia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las deportaciones de ciudadanos gitanos hacia sus países de origen, Rumanía y Bulgaria, hechas por el Gobierno francés han puesto en estado de alerta a las asociaciones españolas que defienden los derechos de los romaníes. Quieren protestar por lo sucedido en Francia, y también dejar constancia de que algo similar no puede suceder en España, donde residen unos 750.000 gitanos (de ellos, 50.000 proceden de Europa del Este). Para ello, la Fundación Secretariado Gitano remitió a principios de agosto una carta a los ministerios de Exteriores, Interior, Sanidad y Política Social y Justicia.

'En las cartas instamos al Gobierno a que muestre su rechazo ante lo sucedido en Francia y que lo haga en la Unión Europea', señaló a este diario Isidro Rodríguez, presidente de la Fundación Secretariado Gitano. 'El Gobierno francés está criminalizando, estigmatizando a un colectivo y no podemos permitir que esto suceda en otros países de Europa', agregó Rodríguez, que destacó por otro lado las políticas de inclusión social que está haciendo el Gobierno español con el colectivo romaní.

De la misma manera se expresó el secretario general de la Unión Romaní, Manuel García, que afirmó que lo ocurrido en Francia, 'no tiene parangón con España', informa Ep. 'Lo que ha hecho el país galo es coger al grupo mas débil para tapar el resto de problemas con una cortina de humo. Se están violando los derechos humanos de una forma brutal en el país de la igualité', agregó.

En Europa viven 12 millones de personas de etnia gitana. Las últimas ampliaciones de la UE (diez países en el año 2004 y dos en 2007, la mayoría localizados en la Europa del Este) han hecho aumentar el porcentaje de zona rural en la UE y también el de población romaní, vinculada a la pobreza y la exclusión social, según reconoce la propia Comisión Europea.

En un informe reciente, la Comisión Europea exhortaba a los países miembros de la UE a que utilicen fondos de esta institución 'para la integración social de los gitanos'. 'Los esfuerzos por integrarlos tienen que abarcar desde el jardín de infancia hasta la educación para los niños, los empleos para los adultos y la asistencia para los mayores', señaló la pasada primavera László Andor, Comisario de Empleo, Asuntos Sociales e Inclusión de la UE.

Pero la integración pasa por terminar con el discurso de la xenofobia. El Parlamento Europeo ha constatado este año que 'durante 2009 se observó un importante aumento del antigitanismo en el discurso político en varios estados, así como un mayor índice de actos de violencia cometidos contra los gitanos'.