Público
Público

El Gobierno acusa al PP de estar "pescando en río revuelto"

Rubalcaba arremete contra los que dan veracidad a las palabras de Otegi para atacar al Ejecutivo 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Gobierno cree que el PP está utilizando el juicio contra el líder de la izquierda abertzale radical Arnaldo Otegi como un nuevo pretexto para atacar al Gobierno y cuestionar su política antiterrorista de los últimos años. El vicepresidente primero y portavoz del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, lamentó ayer que el proceso que se sigue en la Audiencia Nacional haya servido para que 'mucha gente' esté 'pescando en río revuelto' y 'no sólo la izquierda abertzale'.

'Me llama mucho la atención que haya quienes sistemáticamente niegan cualquier veracidad a las palabras de Otegi, salvo cuando esas palabras se pueden utilizar contra el Gobierno o el PSOE', advirtió el ministro del Interior durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. Según él, en los últimos días 'hay muy buenos ejemplos' que justifican esa reflexión.

El Ejecutivo no consentirá 'linchamientos' al presidente del PSE

No lo dijo explícitamente, pero Rubalcaba se refería a las palabras del vicesecretario de comunicación del PP, Esteban González Pons, del pasado jueves. El dirigente conservador exigió entonces al Gobierno explicaciones después de que Otegi dijera en el juicio que el presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, conocía el mitin de Anoeta por el que se juzga al líder de la izquierda abertzale. 'No hacía falta preguntar a Batasuna sobre lo que iba a ocurrir en Anoeta', recalcó el vicepresidente. 'Todo estaba en los periódicos'.

Rubalcaba situó de nuevo la declaración del presidente del PSE, Jesús Eguiguren, durante la jornada del juicio celebrada ayer, en 'la obligación' de cualquier ciudadano tras ser citado a declarar. El portavoz del Ejecutivo quiso dejar claro su respaldo al dirigente socialista vasco frente a 'los linchamientos' que está sufriendo en las últimas semanas por parte de la derecha.

Cospedal acusa a Eguiguren de decir lo que les conviene 'a los batasunos'

'Yo puedo discrepar con el señor Eguiguren. Pero personalmente no voy a consentir linchamientos contra él. Ninguno', zanjó el vicepresidente, quien reconoció haber mantenido el jueves una conversación con el presidente del PSE, a quien transmitió personalmente su apoyo.

Más comedido, Zapatero exigió 'respeto' para el líder de los socialistas vascos. Desde Seúl, donde participa en la cumbre del G-20, el jefe del Ejecutivo aseguró que, pese a coincidir 'más o menos' con lo que diga Eguiguren, los socialistas lo respetarán, informa Belén Carreño. Y pidió que no se haga 'propaganda de este proceso por exaltación del terrorismo'.

Pero desde el PP insistieron ayer en sus críticas al presidente del PSE. La secretaria general de los conservadores, María Dolores de Cospedal, aseguró que 'es muy complicado' interpretar las palabras de Eguiguren 'porque cada día va diciendo una cosa según va interesando, un día a los batasunos, y otros días al PSOE y al Gobierno'.

A raíz de estas palabras, la secretaria de política internacional de los socialistas, Elena Valenciano, lamentó que los conservadores estén dispuestos a 'hacer daño a la lucha antiterrorista por un puñado de votos'. A su juicio, la debilidad de ETA debería 'blindar más que nunca la colaboración de todos los demócratas' para acabar con la banda terrorista.

En ese camino hacia el final de la lucha armada, el Gobierno quiso dejar claro que no necesita la mediación de nadie. Ni siquiera la del abogado surafricano Brian Currin. Por un lado, porque, según reiteró ayer Rubalcaba, la participación de este último en el camino hacia la paz en Euskadi 'se limita al campo de la izquierda abertzale'. Y, por otro, porque considera que 'uno utiliza la mediación cuando está metido en un diálogo. Pero no es el caso, no hay tal ni lo va a haber', recalcó.

El Ejecutivo no está en condiciones de aceptar una nueva tregua de ETA porque 'eso pertenece al pasado'. 'Aquí lo único que vale es el final agregó el vicepresidente, lo que quiere decir que nunca más se mata y que no hay más violencia'.