Público
Público

El Gobierno advierte a Bildu de que está "siendo vigilado"

Blanco recuerda que el mismo tribunal que les dio luz verde puede ahora impedir su presencia el 20-N

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Gobierno lanzó ayer uno de los mensajes más contundentes de los últimos meses a Bildu. Lo hizo a través de su portavoz, José Blanco, que advirtió a la coalición abertzale de que sus miembros 'están siendo vigilados' y que el hecho de que concurrieran a las municipales no es un pasaporte para que la situación se repita el próximo 20 de noviembre, fecha en la que el presidente del Gobierno ha convocado las elecciones generales.

En una entrevista concedida a Europa Press, el dirigente socialista advirtió a los miembros de la coalición de que 'si se da el incumplimiento de ley', podrían no concurrir a los comicios 'por decisión del mismo tribunal que les permitió presentarse' el 22-M.

Estas declaraciones se producen al término de una semana marcada por el intento frustrado del alcalde de San Sebastián, Juan Carlos Izaguirre (Bildu), de equiparar en un acto a los familiares de los presos de ETA con los de los asesinados por la organización terrorista. Y con un Partido Popular que ha vuelto a sacar a pasear su línea más dura en materia de política antiterrorista. De hecho, casi al mismo tiempo que el portavoz del Gobierno hacía estas declaraciones, la número dos del PP, María Dolores de Cospedal, avisaba de que su formación hará todo lo posible para que ningún miembro de Bildu se siente en el Congreso.

Blanco se negó a hacer 'juicios morales' sobre lo que supondría que la coalición abertzale no estuviera en la Cámara Baja. Simplemente añadió que los tribunales entendieron en su día que 'cumplían con la ley' y que, por su parte, los integrantes de Bildu 'saben que están siendo vigilados en relación al cumplimiento de la ley'.

Blanco dice que el alcalde de San Sebastián 'humilla' a las víctimas

No obstante, el también ministro de Fomento insistió en que lo que el Gobierno, 'toda' la sociedad y 'la inmensa mayoría de quienes votaron a Bildu' en las municipales reclaman a la coalición es que 'trabaje en el objetivo principal que tiene que trabajar en este momento, que es convencer a ETA de que deje la violencia'.

Esta es, en opinión del portavoz del Gobierno, 'la contribución que tiene que hacer' la coalición y no 'distraerse en otros temas como ofender a las víctimas del terrorismo'. Se trata de una clara alusión del mencionado episodio del Ayuntamiento de San Sebastián. 'Indigno', en palabras de Blanco, 'rechazable desde todos los ángulos' y una 'humillación a las víctimas'.

Tampoco dejó pasar Blanco las últimas acusaciones del PP al Gobierno en la línea de que el Ejecutivo no ha querido la derrota de ETA 'al cien por cien'. El dirigente socialista atribuyó esta crítica, vertida la pasada semana por Javier Arenas, vicesecretario de Política Autonómica y Local del PP, al nerviosismo de los conservadores 'cuando más se consolida el final de ETA'.

El portavoz del Gobierno no ve 'comprensible' que el PP mantenga ahora este discurso cuando España lleva 'dos años sin atentados terroristas' y cuando la banda se encuentra en una situación de 'debilidad extrema' que nadie se atreve a cuestionar. Además de recomendar 'sosiego' al partido presidido por Mariano Rajoy, les recordó que 'si llega el final del terrorismo será éxito de todos'.

Ajeno a estas advertencias, el PP no varió un ápice su discurso sobre Bildu y la política antiterrorista del Gobierno. Como llevan advirtiendo los conservadores desde que presentaron sus propuestas de resolución al debate del Estado de la Nación, Cospedal insistió ayer en que ya hay pruebas para actuar contra la coalición.

El portavoz del Ejecutivo pide a Bildu que se centre en el final de ETA

En una entrevista concedida a Ep, la secretaria general del PP sostuvo que, en su opinión, la coalición abertzale ha cometido actuaciones que 'podrían ser constitutivas de delito'. 'Al menos', merecen, dijo, 'una investigación policial y judicial'. La mano derecha de Rajoy no concretó a qué actuaciones se refería, pero sí encontró culpables de esa pasividad a la que hacían referencia sus acusaciones. A su juicio, tanto el exministro del Interior Alfredo Pérez Rubalcaba como el actual responsable de la cartera, Antonio Camacho, están callados y no actúan. Irónicamente, añadió que ambos están practicando 'ciencia y paciencia'.

En otro momento de la entrevista, María Dolores de Cospedal se refiere a la irrupción de unos encapuchados momentos antes del chupinazo que marca el inicio de las fiestas del municipio navarro de Leitza, con carteles a favor de los presos de ETA. '¿Cómo es posible que no pase absolutamente nada?', se pregunta. Según trascendió el jueves, la Policía Foral redacta un informe sobre los hechos que la Fiscalía aguarda para saber si son constitutivos de delito.

Ignorando las decisiones judiciales, la dirigente conservadora asegura que los dirigentes de Bildu 'nunca debieron llegar a estar donde están', que Rubalcaba no quiso utilizar 'todos los medios legales' a su alcance y que su partido trabajará para que Bildu no llegue al Congreso.

¿Y una vez en el Gobierno? Cospedal lo tiene claro: el PP impugnará 'aquellas listas electorales que no estén siendo consecuentes con el cumplimiento de la ley'. Esta es una herramienta legal que también está ahora en vigor.

El PP asegura que trabajará para que la coalición no esté en el Congreso

Preguntada por las últimas declaraciones de Rubalcaba sobre que estas serán las primeras elecciones sin atentados, la número dos del PP sostuvo que 'vanagloriarse de que Bildu esté en las instituciones no es lo más acertado' para un exministro del Interior.

Por su parte, el consejero de Interior, Rodolfo Ares, añadió que las críticas del PP al Gobierno vasco y al central por presunta pasividad ante los actos de la izquierda abertzales forman parte de un 'sainete que repiten constantemente' porque 'no acaban de entender que Bildu está en las instituciones por decisión del Tribunal Constitucional'.

DISPLAY CONNECTORS, SL.