Público
Público

El Gobierno advierte a Bildu que tendrá que "cumplir toda la ley"

Zapatero y Rubalcaba reconocen que no les gusta "nada" que la coalición abertzale gobierne Guipúzcoa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Va a tener que cumplir toda la ley'. Fue la frase que ento-nó José Luis Rodríguez Zapatero cuando le preguntaron por Bildu. El presidente del Gobierno, que concedió una rueda de prensa en Bruselas tras la reunión del Consejo Europeo, recordó además que la coalición formada por EA, Alternatiba e independientes de la izquierda abertzale, 'no tiene mayoría' ni en el Ayuntamiento de San Sebastián ni en la Diputación de Guipúzcoa, algo que, a su juicio, debería llevar a la 'reflexión' del resto de fuerzas políticas en el País Vasco. Y reconoció que no le 'gusta nada' que gobiernen.

Sus palabras fueron secundadas por el vicepresidente primero y ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, en su comparecencia tras el Consejo de Ministros. No se desvió ni un milímetro de su discurso y lo único que hizo fue añadirle algunas pinceladas. Una para recordar que la política antiterro-rista 'no va a cambiar ni una coma'. Y otra para dejar claro que Bildu no va a convertirse en mediadora con la banda lanzando demandas sobre los presos terroristas. 'Ese papel no se lo vamos a dar a nadie', sentenció. Rubalcaba recordó que el Ejecutivo socialista no se lo ha dado a 'algunos ciudadanos convencidos de que podían mejorar las cosas así que ¡no digo nada de Bildu!'. Su conclusión fue que lo que tengan que decir del tema de la violencia se lo trasladen a ETA, que es 'quien tiene que dejar definitivamente las armas'.

'No van a tener un papel mediador con ETA', afirma el ministro de Interior

Le preguntaran por la retirada del retrato del rey del Salón de Plenos del ayuntamiento donostiarra o por la de otros símbolos como la bandera en otros consistorios, su respuesta fue la misma una vez tras otra. Defendiendo que el Gobierno estará siempre 'encima' para que las normas se sigan al pie de la letra. 'Si alguien pone una pintada se borrará, si alguien coloca un cartel se quitará, si alguien pone una pancarta, se quitará también', afirmó.

El portavoz del Gobierno recordó que el Ejecutivo vasco había prohibido una convocatoria en Hernani y que otra seguía su curso judicial. En cuanto al Ayuntamiento de Andoain, donde no dejan pasar a los escoltas privados a los edificios municipales, reconoció que hay 'un problema' que está 'por resolverse'.

Recuerda que Bilduno tiene mayoría absoluta en Donostia y Guipúzcoa

A este respecto, señaló que este asunto es 'competencia' del consejero de Interior, Rodolfo Ares, y se mostró convencido de que lo arreglará. Por si el veto se mantiene, Moncloa ya considera un plan B para garantizar la seguridad de los concejales. Entonces se propondría una modificación de la Ley de Bases de Régimen Local. 'Habría que hacer algún retoque, lo llevaríamos al Parlamento y lo haríamos en trámite de urgencia', explicó.

Por otro lado el vicepresidente calificó de 'infumable' el discurso que pronunció el jueves el nuevo diputado general de Guipúzcoa, Martin Garitano. Este último apuntó durante su intervención que se tiene que 'hacer frente al sufrimiento de todas las víctimas que ha generado el conflicto'. Rubalcaba confesó que habría querido un pacto distinto en esta institución al igual que en la donostiarra. 'No me gusta absolutamente nada y hubiera preferido otras soluciones', señaló mientras incidía en que la coalición no tiene mayoría y ,'mañana, una democrática puede quitarle de donde está'.

Los periodistas quisieron saber si estaba promoviendo una moción de censura. No se pronunció al respecto. Y tampoco quiso analizar la falta de acuerdo entre PNV, PSE y PP. 'Cada cual tiene su culpa', indicó. Pero recordó que Bildu está en las instituciones porque los ciudadanos vascos lo han votado y porque el Constitucional lo legalizó: 'El Gobierno lo que hace es respetar una decisión y la otra'. No quiso responder si consideraba un error la decisión del TC. 'No seré yo quien vuelva sobre una resolución', dijo. Recordó que el Estado de Derecho 'tiene esas cosas' que pueden gustar más o menos, pero 'todas' se 'acatan, se respetan y se cumplen'.

Patxi López insta a nacionalistas y conservadores a llegar a pactos

El lehendakari, Patxi López, instó en el Parlamento vasco a nacionalistas y conservadores a llegar a pactos en la oposición, tanto en las Juntas Generales como en ayuntamientos, para evitar que la coalición pueda bloquear 'proyectos estratégicos'. 'Es un asunto en el que estamos emplazados todos los que queremos el desarrollo del país. Tenemos mayoría suficiente. Antes no ha sido posible porque otros han querido jugar a otro juego', afirmó, en alusión al PNV.

El ascenso de Bildu a la Diputación guipuzcoana formó parte del debate en el pleno de control celebrado en la Cámara vasca, a raíz de una pregunta al lehendakari del presidente del PP vasco, Antonio Basagoiti. 'Ustedes y el PNV han estado llamando al lobo, ha venido y ahora están asustados porque les ha mordido electoralmente. Lo que me importa a mí es que el lobo muerda a las víctimas, a la sensatez y al derecho a vivir en paz y libertad', afirmó. López explicó que mantendrá una relación institucional con Martin Garitano pero advirtió de que su Gobierno actuará en defensa del 'Estado de Derecho' si se producen 'hechos como los que se han producido los últimos días', como lo de Andoain. Para ello se mostró ya dispuesto a buscar una solución con el PSE y el PP.

El PNV mantiene, por su parte, que también defenderá los proyectos estratégicos de Guipúzcoa y que, además, puede gobernar este territorio desde la oposición. 'Llevamos gobernando [Euskadi] desde hace dos años desde la oposición en el Parlamento vasco y por qué no pensar que se puede hacer lo mismo en Guipúzcoa', dijo el presidente del partido nacionalista en Vizcaya, Andoni Ortuzar, con una crítica implícita al Ejecutivo de López. En una entrevista en Radio Euska-di, marcó además distancias ante posibles acuerdos con los socialistas vascos debido al pacto que firmaron con el PP en 2009 para arrebatar al partido nacionalista el Gobierno vasco. 'El PSE ha venido estando en una especie de cuento de la lechera', dijo, antesde instar a los socialistas vascos a analizar sus relaciones con el PNV, dentro de la 'autocrítica' anunciada tras los malos resultados en las elecciones.