Público
Público

El Gobierno se agarra al Plan E para no hablar de pensiones

La vicepresidenta saca a relucir el "despilfarro" de 8.000 millones del programa de estímulo del Ejecutivo de Zapatero para ilustrar que con ese dinero podrían haberse revalorizado "cuatro veces" las prestaciones para los

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Una semana más, el Gobierno se vuelve a encontrar en su tejado la pregunta de qué hará con las pensiones, si las revalorizará o no. Soraya Rodríguez, la portavoz socialista en el Congreso, lanzó la pregunta esta mañana cuando se agotaba su tiempo en el escaño, pero la vicepresidenta sabía que la cuestión podría caer a sus pies y lo que hizo no fue contestar y aclarar qué hará finalmente el Ejecutivo, sino sacar a relucir el plan E de José Luis Rodríguez Zapatero para alegar que con ese 'despilfarro' de dinero público se habrían podido acomodar las prestaciones al IPC. Una finta, en definitiva, para no contestar.

Rodríguez se refirió al jarro de agua fría de las pésimas perspectivas del Fondo Monetario Internacional (FMI) para 2013, que presagian una caída del PIB del 1,3%, frente a la contracción de la economía del 0,5% estimada por el Gobierno. 'El fuerte recorte de gastos y subida de impuestos ha colocado a España en la senda de la recesión, hundiendo a la economía española en un solo año –incidió–. ¿No se sienten interpelados, no se sienten responsables, no es esto la prueba evidente de que la política de la derecha europea, aplicada con pasión por la derecha española, está claramente fracasando, hundiendo la economía, generando empobrecimiento y sufrimiento?'. La portavoz socialista volvió a pedir un cambio de políticas y no la aprobación de unos Presupuestos 'no creíbles'. Y ahí incardinó, como pudo, su pregunta sobre las pensiones. 

Santamaría quita al PSOE la legitimidad de protestar por las pensiones

'Me pregunta si este Gobierno se siente interpelado. ¿Y el suyo, señoría, que llegó a las cotas de déficit más altas de toda la democracia? –replicó a la defensiva Soraya Sáenz de Santamaría–. Nosotros seremos responsables de estos diez meses, pero este agujero de la crisis no se genera ni se arregla en diez meses'. Y puesto que Rodríguez le había hablado de pensiones, tejió la vicepresidenta para coser ahí la respuesta que llevaba preparada, dos ejemplos del plan E de 2009, 'el mayor monumento al despilfarro': ni 'garantizó' que se contratara a desempleados ni que los fichados siguieran en sus puestos. Y costó 8.000 millones, recordó, y con ellos 'se hubieran revalorizado cuatro veces las pensiones' que Zapatero congeló para 2011. 'Tienen poca legitimidad en la oposición para reclamar lo primero que recortaron', atizó Sáenz de Santamaría, ufanándose de que su Ejecutivo todavía no ha tocado su promesa más férrea. Por ahora, ha asegurado a través de los Presupuestos que las pensiones subirán el año que viene un 1%, pero no ha garantizado qué hara en noviembre, cuando tenga que decidir si se acompasan con la inflación

Era el arranque de una sesión de control, la de hoy, muy descafeinada por la ausencia de Mariano Rajoy y de los ministros de Exteriores, Interior, Agricultura, Industria y Fomento, todos ellos en París con motivo de la XXII cumbre bilateral entre España y Francia. Esta mañana responden a la oposición la vicepresidenta y los titulares de Justicia, Hacienda, Educación, Empleo, Sanidad y Economía. No hay preguntas para el responsable de Defensa, Pedro Morenés, que no ha viajado a la capital gala