Público
Público

El Gobierno de Aguirre sabía que MQM era una 'pantalla' de la 'Gürtel'

La empresa firmó un contrato privado con la trama en 2007

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Gobierno de Esperanza Aguirre sabía que Marketing Quality Management (MQM), la empresa que organizaba los actos institucionales de la Comunidad de Madrid (CAM) en 2007 y 2008, era en realidad una pantalla para que la trama Gürtel siguiera operando en Madrid, según se desprende de un informe policial de junio de 2010 incorporado al sumario.

El informe concluye que MQM trabajaba para esta comunidad sólo como 'sociedad instrumental' para ganar contratos que en realidad acababa asumiendo directamente la trama. Según el documento, era el equipo de confianza de Alberto López Viejo que, tras estallarel escándalo se dio de baja del PP y ahora es diputado del Grupo Mixto en la Asamblea quien 'definía las pautas a seguir' en todo el proceso, desde la contratación al cobro.

La CAM indicaba quién debía facturar cada acto concreto

MQM se quedaba supuestamente con una comisión del 11% a cambio de presentarse a los concursos y emitir facturas, siempre con la supervisión del equipo de López Viejo. En uno de los emails que incluye el informe, de junio de 2007, una trabajadora de MQM dirigía este mensaje a Julia Valladares, su contacto en Presidencia: 'Este es el desglose tal y como hablamos en nuestra reunión. Está por contrato todo lo que señalamos y lo demás englobado en facturas no superiores a 12.020 euros. (...) Las seis facturas adicionales adjuntas serán emitidas por MQM a menos que me indiques lo contrario. Recibe un cordial saludo y espero tu respuesta para emitir definitivamente todas las facturas'.

La mayoría de estos trabajos tenían la cobertura legal de un contrato marco que MQM ganó el 26 de abril de 2007. Pero este contrato para montaje y desmontaje de los actos institucionales tenía truco, según la documentación que la policía se incautó en la sede de Diseño Asimétrico, una de las marcas de la trama en Madrid: 'Si bien el concurso fue adjudicado únicamente a MQM, este fue realizado íntegramente por Diseño Asimétrico, al que se le subcontrata la realización de todas las obras/servicios'.

MQM subcontrató a Diseño Asimétrico al día siguiente de ganar un concurso

El 27 de abril, el día después de adjudicarse el contrato a MQM, el responsable de esta empresa suscribía un 'contrato privado' con Diseño Asimétrico en el que 'el contratista se compromete a encargar al subcontratista todos los servicios/obras objeto del contrato de adjudicación señalado anteriormente'.

La adjudicación y el acuerdo inmediatamente posterior se rubricaron justo a las puertas de las elecciones autonómicas de 2007, cuya campañaarrancó el 11 de mayo. El contrato preveía un gasto de 250.000 euros para todo el año, pero entre el arranque de la campaña y el 28 de junio MQM remitió a la consejería de Presidencia de la Comunidad un total de 20 facturas relacionadas con el contrato por un importe de 383.000 euros, según consta en un documento de noviembre de 2008, en el momento de liquidación del contrato, que acabó extendiéndose también a ese año. En sólo dos meses, y coincidiendo con las elecciones, ya se había consumido el 150% de lo firmado para todo el año.

La empresa facturó en dos meses el 150% de lo previsto para todo 2007

En el informe policial que ahora se conoce al levantarse el secreto de sumario se señala además que MQM y Diseño Asimétrico tenían acuerdos de 'facturación cruzada' y que la empresa dirigida por la trama asumía como propia deuda que formalmente era de MQM.

'Hay una serie de actos que aunque la Comunidad de Madrid factura a MQM realmente es Diseño Asimétrico quien finalmente cobra', sostiene la policía. Y añade, en referencia a los archivos incautados durante el registro de la sede de Diseño Asimétrico: 'Se relacionan una serie de facturas por servicios prestados a la Comunidad de Madrid por la empresa DiseñoAsimétrico (en relación con MQM) que coinciden con los servicios pendientes de facturar por la empresa MQM a la Comunidad'.

Este sistema de 'facturación cruzada' y de acceso a contratos del Gobierno de Aguirre a través de empresas pantalla no funcionaba sólo con MQM, sino que incluía a otras firmas, como las del Grupo Rafael.

Los trabajos coincidieron con el arranque de la campaña electoral

El informe policial incluye un documento interno de la trama de Correa en el que se detalla cómo ante la dificultad de que MQM emitiera una factura para el acto de entrega de la Medalla de la Comunidad a los príncipes de Asturias, montado por la trama, se pretendía que fueran el Grupo Rafael, Dimo o Impacto quienes emitieran la factura correspondiente.

'Julia [López Valladares, de Presidencia] comentó que MQM sólo puede facturar una inferior a 12.000 euros y el resto otras empresas, y en ello estamos (hay una de Dimo y otra de impacto), pero el resto tiene que ser de Grupo Rafael, ya que nosotros con nuestras empresas también estamos facturando otras que MQM no quiere', escribía un miembro de la trama.

2,7 millones
Entre 2006 y 2008, MQM obtuvo 2,7 millones de euros de la Comunidad de Madrid. El contrato más importante fue el del Instituto Madrileño de Desarrollo (Imade), que le reportó 1,25 millones por la campaña publicitaria ‘Made in Madrid’, que nunca se realizó.

Denuncia de Montiel
El contrato de la publicidad fantasma de MQM con el Imade fue descubierto por Reyes Montiel, hasta el mes pasado diputada de IU y hoy próxima a Equo. Montiel llevó el contrato a Anticorrupción, que a su vez lo ha remitido al sumario del ‘caso Gürtel’. La fiscalía ha solicitado la imputación del gerente de MQM.

SWAT SL
El Imade eligió a MQM por sugerencia de Swat SL, empresa que también se coordinaba con la ‘Gürtel’ y que, según documentos aportados al sumario, organizó adjudicaciones en Majadahonda.