Público
Público

El Gobierno anuncia alquileres sociales sólo para el 1% de los desahuciados

Las viviendas que formen parte del Fondo Social para alojar a personas expulsadas de su casa se alquilarán por precios de entre 150 y 400 euros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Al ministro de Economía y Competitividad, Luis De Guindos, le bailan las cifras de los desahucios. Así lo demostró en el pleno que se celebró este jueves del Congreso de los Diputadose para aprobar el nuevo decreto ley contra los desahucios. Tras rebajar drásticamente a 120.000 la cifra de familias en riesgo de quedarse sin casa que podrían acogerse a la moratoria de dos años contemplada en la nueva norma cuando hace nueve días dijo que serían 600.000 familias.

Tras desmentirse a sí mismo, el ministro explicó la discrepancia entre las cifras sobre posibles beneficiarios del decreto antidesahucios explicando que 120.000 familias se podrán acoger a la moratoria de los lanzamientos hipotecarios, aunque más de 600.000 entrarán en otras medidas de la norma, como el fondo social de viviendas en alquiler.

Guindos insistió en que el Gobierno mantiene conversaciones 'continuas' con bancos, cajas y cooperativas de crédito, que ya se han comprometido a la 'nada desdeñable' cifra de aportar 6.000 viviendas para el futuro Fondo Social, que aportará a los desahuciados una posibilidad de alquiler a precios 'muy reducidos'. 'Ya hay muchas instituciones, como por ejemplo LaCaixa, que ponen a disposición viviendas en alquiler social. Queremos generalizar la práctica', insistió, subrayando que el objetivo último del Gobierno es 'garantizar que ninguna familia se quede sin techo'. 

Pero aquí surge una nueva discrepancia. Las cuentas vuelven a no cuadrar: esa 'nada desdeñable cifra' de 6.000 viviendas a disposición de los que se han quedado sin casa apenas cubre al 1% de las familias que según el ministro podrían acogerse a esta norma, 600.000.

Además, los precios de los alquileres sociales oscilaránc entre 150 y 400 euros aunque en ningún caso podrán tener costes que superen un tercio de los ingresos de los arrendatarios.

El ministro reiteró que es necesario clarificar las estadísticas sobre desahucios, que actualmente son 'muy opacas' para conocer con exactitud las dimensiones del problema y poder tomar las medidas más adecuadas para atajarlo. 'Los datos de desahucios que muchas veces se dan son globales', dijo De Guindos, refiriéndose a que las cifras incluyen no sólo los lanzamientos en primeras viviendas, sino también en segundas residencias o locales comerciales, que no son los que plantean el problema social.

'Queremos depurar las cifras para identificar exactamente el problema para actuar concretamente sobre los casos de necesidad', concluyó