Publicado: 24.07.2016 08:41 |Actualizado: 24.07.2016 09:02

El Gobierno de Aragón subvenciona una ruta turística sobre el
fundador del Opus

La consejería de Vertebración del Territorio que dirige Cha aporta, no por devoción sino por herencia del ejecutivo PP-Par, 20.000 euros anuales a una asociación que ensalza la figura del impulsor de la obra como reclamo para atraer visitantes a su ciudad natal, Barbastro.

Publicidad
Media: 2.13
Votos: 8
Comentarios:
La ruta se publicita a través de una web que ensalza la relación de Escrivá con Barbastro, ciudad de la que salió con 13 años.

La ruta se publicita a través de una web que ensalza la relación de Escrivá con Barbastro, ciudad de la que salió con 13 años.

ZARAGOZA .- El Gobierno de Aragón PSOE-Cha subvenciona con 20.000 euros anuales la gestión y la promoción de una ruta turística sobre José María Escrivá de Balaguer, el fundador del Opus Dei, en su ciudad natal de Barbastro (Huesca). No por devoción, matizaron fuentes del ejecutivo, sino por herencia del anterior ejecutivo PP-Par.

“Ni desde el Departamento, ni desde el Gobierno actual, se ha tenido actuación alguna sobre la ayuda descrita”, señala el consejero de Vertebración del Territorio, José Luis Soro, en una respuesta al diputado de Podemos Nacho Escartín.

Este último se había interesado por conocer la opinión del ejecutivo sobre esa ayuda para la ruta, “promovida por el Patronato de Torreciudad vinculado al Opus Dei, mientras muchos municipios aragoneses con grandes atractivos turísticos no reciben ninguna ayuda para promocionar su patrimonio cultural o natural”.

La subvención, explica Soro, fue solicitada por la Asociación de Empresarios del Somontano de Barbastro, que se proponía “impulsar la ruta de ‘San José María en Barbastro” para atraer “turistas que visitan los alrededores por motivos religiosos, pero que pasan de largo sin entrar en la ciudad, por lo que se planteaba la actuación como una promoción y comercialización del turismo cultural y religioso” en la comarca.



Rechazo a financiar iniciativas de este tipo

De hecho, fuentes de la consejería de Vertebración del Territorio, que gestiona las competencias autonómicas de turismo, mostraron su rechazo a financiar con fondos públicos iniciativas de este tipo y adelantaron su intención de no mantenerlas en próximas convocatorias. La anterior fue adjudicada antes de que el actual ejecutivo tomara posesión, por lo que resultaba imposible paralizar los pagos.

La subvención fue concedida con cargo al llamado Plan Diferencial de Promoción Turística de Aragón cuyo objetivo era potenciar, a través de la iniciativa privada y como “fórmula de optimización del gasto público”, la “notoriedad de la comunidad como destino turístico atractivo para diferentes segmentos del mercado” con “medidas que redunden en la diferenciación, especialización, personalización e innovación”.

Las bases de la convocatoria establecían que las iniciativas que no cubrieran toda la comunidad solo “se considerarán excepcionalmente beneficiarios de las subvenciones” si sus proyectos “destacan tanto por la consecución de los objetivos expresados en el Plan Diferencial de Promoción Turística como por la proyección del destino turístico”. La Consejería de Economía que dirigía José Bono consideró que la ruta de Escrivá cumplía esas exigencias.

Un itinerario piloto y un centro de interpretación

El Gobierno de Aragón  y el Ayuntamiento de Barbastro aparecen como financiador y colaborador de la ruta sobre Escrivá de Balaguer.

La ruta, que tuvo una prueba piloto hace unos meses coincidiendo con la reunión anual de delegados del santuario de Torreciudad –uno de los centros espirituales del Opus, cercano a Barbastro-, se publicita a través de una web que destaca que se trata de un proyecto “cofinanciado” por el Gobierno de Aragón. En los folletos también aparece como colaborador el Ayuntamiento de Barbastro, gobernado por el PSOE con mayoría absoluta desde hace décadas.

El itinerario incluye “los lugares de la ciudad más relevantes” de la biografía de Escrivá, como las casas natales de este y de su madre, un comercio en el que trabajó su padre, varios edificios y zonas de paseo de la ciudad y algunos edificios religiosos; entre ellos Torreciudad y El Pueyo, situados ambos a varios kilómetros del casco urbano.

La ruta, que se cubre en dos horas a pie –Torreciudad y El Pueyo aparte-, se difunde desde webs de la Obra y de su entorno, alguna de las cuales señala como objetivos incluir en la oferta bodegas y crear paquetes turísticos con agencias de viajes, mientras sus promotores intentan poner en marcha un centro de interpretación dedicado al fundador del Opus.

La web y los folletos destacan la estrecha relación de Escrivá de Balaguer con Barbastro tanto en el plano ciudadano, aunque salió de la ciudad oscense con solo trece años, como en el institucional, en el que fue declarado hijo adoptivo en 1947, tiene puesta una calle desde 1971 y, ya en 1975, fue dedignado barbastrense del año y recibió la medalla de oro de la ciudad. Falleció en 1977. Veinticinco años después, en uno de los procesos canónicos más rápidos que ha tramitado la iglesia, Juan Pablo II lo canonizaba.