Público
Público

El Gobierno carga contra Spanair por informar tarde a las familias

Magdalena Álvarez dice que facilitar la lista de pasajeros "era su obligación y no lo hicieron bien"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

¿Podrían haber conocido con más rapidez las familias de las víctimas el listado completo de pasajeros del avión siniestrado? Para el Gobierno la respuesta es sí. No entienden la demora en la distribución de estos datos dado que las identidades de los viajeros estaban en poder de la aerolínea.

En el Gobierno de Canarias, una de las comunidades más afectadas por la catástrofe, aseguran que a las 22.00 horas del miércoles había familiares que no disponían aún de un solo dato.Las críticas a la compañía aérea por sus primeras actuaciones tras el siniestro fueron ayer un tema recurrente entre la clase política. En declaraciones a La Sexta recogidas por Europa Press, la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, señaló que el Gobierno había estado tratando de que Spanair le facilitara la lista “porque era información necesaria... Era su obligación y no lo hicieron bien”.

Intentando buscar una respuesta a esta actitud, la ministra apuntó que pudo deberse a que la aerolínea “no tenía la certeza de que los nombres incluidos en la lista eran los que habían embarcado”. Pese a todo, Álvarez defendió las condiciones de operatividad del avión siniestrado.A primera hora de la mañana, Paulino Rivero (CC), presidente del Gobierno de Canarias, ya había asegurado, tras una reunión en el palacio de la Moncloa que Spanair “no había estado a la altura de las circunstancias” en los momentos posteriores al accidente. Es más, según manifestó Rivero, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, con quien acababa de reunirse, compartía esa opinión.

No obstante, reconoció que, “si bien en un primer momento la respuesta (de la compañía) no había sido positiva” y hubo “muchas lagunas”, en la actualidad la disposición y la información de Spanair “han ido mejorando”. El presidente canario está muy al tanto de las informaciones dado que al menos 79 de los fallecidos residían en esta comunidad. Minutos después de estas declaraciones, el alcalde de Las Palmas, Jerónimo Saavedra, volvía a dibujar un panorama similar. El regidor reveló que el jueves, la propia ministra de Fomento le había comentado su “indignación” ante la negativa de la compañía a facilitar información en los primeros momentos.

En el Gobierno canario explican que los familiares de los heridos y fallecidos también han mostrado su descontento con el trato recibido en primera instancia por la compañía aérea. “Para ellos fueron un infierno las horas que tuvieron que esperar hasta conocer si sus familiares viajaban en ese avión”, recalcan las mismas fuentes.

También se quejan de que sólo pudieron viajar dos miembros por familia. “Si la empresa no disponía de más aviones, podría haber solicitado ayuda a otras compañías”. Ligado a esta crítica está la hora a la que partió el vuelo con familiares desde Canarias a Barajas. “¿Por qué se esperó a las nueve de la noche, cuando a las seis ya había familiares preparados para volar?”, se quejaron algunos familiares al Gobierno canario.

En la aerolínea aseguran no querer “entrar en la polémica” puesto que mantienen que hicieron todo lo que estaba en su mano. “En este momento no tiene sentido hacer comentarios. Nuestros directivos están en España desde el día 20, codo a codo con las autoridades, que es lo importante”, aseguró ayer un portavoz.Madrid, también molestaEl Gobierno de la Comunidad de Madrid también tiene algunas quejas sobre los instantes posteriores al accidente. En este caso, las críticas de la Comunidad apuntan a AENA. Fuentes próximas al Gobierno de la capital se muestran sorprendidas porque en un primer momento el operador público de aeropuertos trasladara la versión de que el aparato siniestrado había sido una avioneta.

Las repercusiones que un accidente de estas características puedas tener sobre el turismo fueron también objeto de debate. Magdalena Álvarez indicó que, ante la intranquilidad que ha podido generar el siniestro entre los turistas, “por muy alarmante que sean los datos del accidente, hay mucha más gente que muere en la carretera que en un accidente aéreo”.El presidente canario añadió que no se ha evaluado el impacto que sobre el turismo podría tener el accidente. “Confiamos en que no afecte al turismo ni a la movilidad”, añadió. Coincidió con la titular de Fomento en que el transporte aéreo es más seguro que el de carretera, pero que las tragedias aéreas “tienen mayor impacto”. Desde Las Palmas de Gran Canaria, la ministra de Defensa, Carme Chacón, reiteró ayer que la investigación “llegará hasta el final, hasta saber qué ha ocurrido”. Fueron las mismas palabras que un día antes había empleado la vicepresidenta.

Chacón realizó estas declaraciones antes de una reunión para coordinar el dispositivo de traslado de los fallecidos desde Madrid hasta Gran Canaria, informa Europa Press. Si los medios facilitados por Spanair no son suficientes, estos podrán ser suplidos por aviones Hércules del Ejército del Aire.